Son obras dentro de la Reserva Ecológica de Vicente López. La intendencia aprovechó la cuarentena, para avanzar con obras en una zona donde siempre las organizaciones de la sociedad civil y la vecindad piden estudios de impacto ambiental y explicaciones. Las obras se iniciaron el miércoles último y no hubo anuncios a la prensa tampoco. El jueves 23 de abril los vecinos expresamente le habían pedido al intendente Macri "que dé marcha atrás con el proyecto de un camino que pasaría dentro de la Reserva Ecológica de Vicente López". No se oponen al camino pero proponen que no invada la reserva.

Históricamente la zona costera de Vicente López es un lugar sensible para los vecinos, los cuales la utilizan para recreación y actividades al aire libre de todo tipo, en todas las estaciones del año, pero además individualmente, o a través de organizaciones de la sociedad civil, siempre están expectantes de lo que hace, o se deja de hacer, en ese espacio público cualquier entidad y el propio municipio.

Un botón de muestra de ese celo lo testifican memoriosos que recuerdan que en 2004, para avanzar en un proyecto de edificación y paseo de compras llamado Al Rio (que logró materializarse), los ediles oficialistas de entonces (era la gestión García) tuvieron que "aprobarlo" en una sesión cuasisecreta que se pergeñó nada menos que un día antes de Nochebuena, entre la noche del 23 y la madrugada del 24-12.

El miércoles último ya en este siglo, en plena cuarentena social preventiva obligatoria actual por la CPVID-19, la secretaría de Obras Públicas de Vicente López inicio una obra en la Reserva Ecológica situada en La Lucila, a pocos metros del río. Los vecinos recién iniciado el aislamiento, le habían pedido a la intendencia un estudio de impacto ambiental serio y profundo para avanzar sobre ese espacio.

Vicente López trabajos del municipio en la pandemia INTERNA 2
Vecinos y entidades ambientalistas quieren un camino, pero no que invada la reserva ecológica

En una extensa carta firmada por más de 30 organizaciones de la sociedad civil y ambientalistas y expertos de Vicente López y la Región, así como concejales mandato cumplido de diferentes espacios políticos, incluso opositores entre si, le pidieron a la intendencia también que el camino se haga, pues resulta útil, pero no por dentro de la reserva ecológica sino por fuera que también hay espacio.

La misiva es extensa, pues explica detalles del problema ambiental de invadir la reserva natural, pero además los expertos objetan varios puntos de un informe de la empresa IATASA, contratada por el municipio para que elabore un estudio de impacto ambiental que justifique la obra, para cumplir con la Ley 11.723, que obliga a hacer ese tipo de estudios antes de avanzar con obras que perjudican al medioambiente.

Una curiosidad que no se les escapó, a las entidades y vecinos que cuestionan la invasión a la reserva, es que la contratación de la firma La Lucena SA, para construir el camino, por $ 858.844,12, fue el 19-07-2019, mucho antes de que se elaborara y se supiera el resultado del estudio de impacto ambiental, salvo que haya alguna secretaria encargada de clarividencia en la comuna.

Vicente López trabajos del municipio en la pandemia INTERNA 3
Los caminos son bien vistos en el Paseo, pero no por cualquier lado (Foto archivo)

La Reserva Ecológica de Vicente López, igual que la de San Isidro, fueron creadas a instancias de estudios del reconocido ambientalista, Ricardo Barbetti, vecino también de La Lucila, en este distrito, uno de los pocos expertos que décadas atrás, cuando la ecología aun no era moda ni negocios, recorrió palmo a palmo las costas de toda la región y determinó dónde resultaba útil crear las reservas naturales.

La idea de la actual intendencia es extender la parquización de la zona costera en medio de la reserva natural con características de humedal, a cambio de incluir en la Reserva parte de la zona ya parquizada del Paseo, algo que los ambientalistas desecharon pues implica cambiar espacio natural y protegido por espacio ya invadido por la mano del hombre con cemento, metal, plásticos y así.

Vecinos y organizaciones dicen que tienen un proyecto alternativo y quieren que el intendente Jorge Macri lo analice antes de invadir la Reserva. "No nos oponemos a la realización de un sendero ribereño (un histórico reclamo vecinal para recuperar la conectividad de la costa) -expresan vecinos y organizaciones- pero no debe pasar por dentro de esa área natural protegida".

Gustavo Camps