Así lo expresó el Equipo de Sacerdotes de Villas y Barrios Populares de Capital y Provincia -entre los que se encuentra el padre José María Pepe Di Paola, párroco en el Barrio La Carcova, en San Martín- en una declaración bajo el título “Aniversario del Padre Carlos Mugica y el impacto del coronavirus en las villas y barrios populares”, ayer martes 5, desde la parroquia Cristo Obrero de Barrio 31 en Retiro. A través de las redes sociales de varias de las parroquias, de los barrios, se pudo seguir en vivo la lectura de la Declaración y el sentido momento de Oración ante la tumba del padre Carlos Mugica.

Declaración completa click aquí

276px-Carlos_Mugica_02
El padre Carlos Mugica (Foto Wikipedia)

El Equipo de Sacerdotes de Villas y Barrios Populares de Capital y Provincia (de Buenos Aires) advirtieron que el gobierno debe focalizarse en los barrios populares, ayer en un comunicado que hicieron público, ayer martes 5, en conmemoración del padre Carlos Mugica acaecido el 11 de mayo de 1974 luego de dar misa en la parroquia san francisco Solano de Villa Luro.

Los religiosos, tras la lectura del documento, llevaron a cabo una oración que fue guiada por el padre Guillermo “Willy” Torre, párroco de la parroquia Cristo Obrero, del Barrio 31. Cada uno de los sacerdotes presentes ofrendó una vela prendida como símbolo “para mantener encendida la esperanza entre tantos sufrientes de nuestros barrios”.

También se rezó una oración del padre Mugica, que según se informó, recopiló el padre Vernazza en el libro “Una vida por el pueblo”. La bendición final la impartió monseñor Gustavo Carrara, que puso en alto las reliquias del padre Carlos Mugica: “Que la bendición del padre Carlos llegue hasta los que más sufren y nos siga comprometiendo con ellos en el servicio”.

Curas villeros 5-5 INTERNA 2
"Se vienen momentos muy duros en lo social. Va a ser largo. Es urgente que se favorezca el acceso a los subsidios habitacionales"

Los sacerdotes, hizo notar la información difundida sobre el evento, cerraron la transmisión cantando con voces templadas una canción cuyo autor fue un vecino de la Villa 31 que la escribió para el primer aniversario, en 1975, de la muerte del padre Mugica: “Carlos Mugica no ha muerto/ vive en nuestra hermandad”, dice en el estribillo.

En el comunicado, donde reconocieron que "en líneas generales, la comunicación y las políticas del Gobierno en todos sus niveles están enfocadas a la población en general", los curas pusieron de relieve el compromiso del colectivo religioso con los vecinos y vecinas de los barrios,"gente sencilla, tan acostumbrada a tener que adaptarse siempre a nuevas y difíciles situaciones".

Temas urgentes

En su declaración los sacerdotes de villas y barrios populares -entre los que está el padre Pepe Di Paola del Barrio La Carcova, en San Martín- señalaron que el contexto de la pandemia por el coronavirus COVID-19 "hace que se visibilicen problemas estructurales de nuestros barrios. La realidad se nos vino encima. Hay temas en los que no podemos seguir esperando su solución.”

Curas villeros 5-5 INTERNA 3
"Nos hace bien ver cacerolas que con amor alimentan y dan esperanza y no cacerolazos que dividen e infunden miedo al otro"

Los sacerdotes advirtieron que “Hay lugares con serios problemas de falta de agua, como la villa 31. Nos preocupa la situación del hacinamiento y abandono en las cárceles, las limitaciones del sistema de salud, la asistencia alimentaria sostenida y muchas necesidades concretas que surgen por la pérdida de las changas y trabajos informales de muchos de nuestros vecinos".

También pusieron de relieve que en el contexto actual "Es preocupante la realidad de despidos arbitrarios. Es urgente que se favorezca el acceso a los subsidios habitacionales. Cada vez más gente se queda sin dinero para pagar el alquiler. En la línea del IFE es necesario que se aumenten determinados beneficios sociales en cuanto al acceso a la compra de alimentos y medicamentos.”

Para los religiosos, “Estos son tiempos de hablar con hechos. Ausentarnos de los barrios populares sería colaborar para que crezca la injusticia existente. En nuestros barrios no cerramos las Capillas. Todas las actividades habituales se reconfiguran en función de lo que vamos viendo que necesita la comunidad. Se pone de manifiesto la solidaridad natural de los vecinos".

Curas villeros 5-5 INTERNA 1
"Estos son tiempos de hablar con hechos. Ausentarnos de los barrios populares sería colaborar para que crezca la injusticia existente"

Los curas explicaron que la dinámica de los barrios "Nos hace bien ver cacerolas que con amor alimentan y dan esperanza y no cacerolazos que dividen e infunden miedo al otro. Las cacerolas de los pobres, como todo lo que surge de ellos, son para cuidar y sostener la vida. Los pobres nos enseñan que los tiempos difíciles son para unir y no para que nos sigamos dividiendo.”

Estado presente

Luego también exhortaron: “Necesitamos que el Estado actualice su presencia en los barrios vulnerables de acuerdo con las diferentes cuestiones y las dificultades que se presentan, la seguridad, la salud, la educación y las limitaciones de conectividad en estos lugares. Muchos chicos no pueden hacer la tarea de la escuela, a pesar del esfuerzo de los docentes."

"Es preocupante -volvieron a advertir los religiosos- la realidad de nuestros adultos mayores y de los que tienen determinados problemas de salud. Nos preocupa la insuficiente capacidad de espacios de aislamiento. Valoramos la dedicación del personal de salud de nuestros barrios. Es preciso que se destine lo necesario para que no colapse el sistema de salud.”

Curas villeros 5-5 TAPA
(imagen: Prensa Equipo de Sacerdotes de Villas y Barrios Populares de Capital y Provincia)

Además en esta línea, observaron que tanto en villas como en los barrios populares “Hace falta tener en cuenta espacios para los hermanos y hermanas que están en consumo de drogas. Hace tiempo venimos denunciando la cantidad de pibes y pibas muertos por el paco. Hoy seguimos denunciando la realidad de estos pibes y pibas en esta situación de pandemia.”

Hace más de 50 años -recordaron los religiosos- Carlos Mugica y sus compañeros fundaron el Equipo de Sacerdotes para las villas. Hoy los curas y las comunidades de nuestros barrios coordinamos esfuerzos para el bien de los vecinos, especialmente aquellos que más necesitan. Que en este mayo patriótico, la Virgen de Luján nos estimule a seguir acompañando a nuestro pueblo.”

Los sacerdotes que asistieron de modo presencial al evento, según la información, fueron: Agustín López Solari, Nicolás Angelotti, Guillermo Torre, Adrián Bennardis, Gastón Colombres, Franco Punturo, Pedro Baya Casal, Lorenzo de Vedia, José María Di Paola, Basilicio Britez y el obispo Gustavo Carrara, vicario para las Villas y Barrios Populares de CABA y Gran Buenos Aires.

GC