En el marco de la pandemia por COVID-19, los clubes de barrio de San Martín preparan viandas solidarias para miles de vecinos y vecinas, con apoyo del municipio y donaciones de empresas y particulares, informó la comuna en un comunicado de prensa. Al menos 27 instituciones preparan viandas solidarias, con insumos que entregan la municipalidad y particulares a través de donaciones.

San Martín comedores en clubes de barrio Interna 1
Asimismo, en algunos establecimientos instalaron roperos solidarios con ropa, calzados, alimentos y productos sanitarios para quienes lo necesiten

El fin de semana, el intendente Fernando Moreira, junto al secretario de Desarrollo Social, Oscar Minteguía, acompañaron el trabajo de los clubes Ciclón Fortín, Santa Teresita, informó un comunicado de prensa municipal, y de las sociedades de fomento Villa Bonich e Independencia. Actualmente, calculó el municipio, son 27 las instituciones  que los fines de semana, reparten más de 7.000 viandas, con la colaboración y el trabajo de más de 300 voluntarios.

Asimismo, en algunos establecimientos instalaron roperos solidarios con ropa, calzados, alimentos y productos sanitarios para quienes lo necesiten. Esta tarea es resultado de la articulación entre el Municipio y los clubes de barrio, que hace años participan del Programa “Mi club, nuestro barrio”. Todas las semanas se suman nuevas instituciones, según las necesidades de cada zona.

San Martín Moreira en comedores TAPA
En el último tiempo se incrementaron las mercaderías e insumos entregados a estos espacios, para llegar a más de 65.000 vecinos y vecinas en situación de vulnerabilidad

La acción se complementa con la distribución de alimentos e insumos que realiza el municipio a los comedores, Centros de Cuidado Infantil, parroquias, iglesias, salitas y otros espacios pertenecientes a organizaciones barriales. Además, a partir de la emergencia sanitaria, se incorporaron 60 comedores y merenderos que no formaban parte de la red de contención.

La red cuenta ahora con 185 comedores y merenderos, incluyendo los centros de cuidado infantil, hogares convivenciales, UDIs y centros juveniles que asisten a personas en situación de vulnerabilidad. En el último tiempo se incrementaron las mercaderías e insumos entregados a estos espacios, para llegar a más de 65.000 vecinos y vecinas en situación de vulnerabilidad.