En el conurbano y en la CABA se exhorta a que pacientes recuperados de COVID-19 donen plasma para ser utilizado como tratamiento en pacientes que cursan la enfermedad. El ensayo clínico, a cargo del área de Salud bonaerense, "para probar la efectividad de ese potencial tratamiento sigue generando esperanza: desde que comenzó el protocolo terapéutico se infundieron 147 pacientes; de ese total, 79 experimentaron una alentadora mejoría y 20 se recuperaron por completo y fueron dados de alta" informó una comunicación oficial de hace una semana. En la CABA el bloque de legisladores porteño del Frente de Todos presentó un proyecto de Ley para declarar de interés público la donación de plasma rico en anticuerpos.

Aunque la utilización de plasma para pacientes de COVID-19 se investiga y es tema de la conversación pública desde inicios de la cuarentena, cobró notoriedad recientemente dado que el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, diagnosticado con COVID-19, fue infundido con el plasma y evolucionó favorablemente, tras la terapia, según explicaron en el hospital de Lavallol donde estuvo internado por la afección.

La directora provincial de Hemoterapia, Nora Etchenique, está a cargo del Instituto del ministerio de Salud bonaerense que se encarga de las extracciones y la elaboración de las unidades de plasma para su distribución. La profesional advirtió que “hay que evaluar varias cosas todavía para decir que éste es un tratamiento”, y explicó que “estamos ante una enfermedad nueva, que tiene solo seis meses y se conoce muy poco ".

La especialista explicó que en el país existe larga experiencia en el uso terapéutico del plasma a partir de la Fiebre Hemorrágica Argentina. La terapia fue creada y publicada por el médico e investigador argentino Julio Maiztegui a principios de los ´70 y también se obtiene a partir de anticuerpos en el plasma de pacientes recuperados: “Gracias a este tratamiento la letalidad de la fiebre hemorrágica pasó de un 30 a un 3%” reveló.

Científicas bonaerenses desarrollaron una sustancia que impide que el COVID-19 se adhiera a las superficies
La directora provincial de Hemoterapia, Nora Etchenique, explicó que en el país existe larga experiencia en el uso terapéutico del plasma a partir de la Fiebre Hemorrágica Argentina en la década del ´70

Según fuentes oficiales el primer caso al que se le aplicó el plasma de paciente recuperado de COVID-19 fue n nuestra región. Fue en el municipio de Malvinas Argentinas, en el Hospital de Trauma Dr. Federico Abete. El paciente era Julio Fabián, de 58 años, vecino de la localidad de Grand Bourg; y según s detalló, estuvo 40 días internado, 20 de ellos con respirador. Una vez que se le infundió el plasma comenzó a mejorar y posteriormente fue dado de alta.

En este contexto, el plasma de personas recuperadas de COVID-19 rico en anticuerpos es requerido y se piden donantes desde organismos oficiales, Salud bonaerense, por caso, difundió para los interesados en donar (pacientes dados de alta de COVID-19), el 0800-222-0101, la línea gratuita del CUCAIBA, que es el que aporta la logística al ensayo y se ocupa del traslado de los donantes hacia el lugar de donación de sangre más cercano a su domicilio.

En nuestra región la Comisión Memoria Verdad y Justicia Zona Norte se sumó a la campaña para donantes y en una comunicación por redes sociales difundió la data de varios hospitales de la CABA y el conurbano --el hospital de Clínicas; el Durand; el Alemán; en el conurbano el Posadas y El Cruce-y de entidades como el CEMIC y y la Fundación Hematológica Sarmiento. Además difundió también el número del CUCAIBA, para obtener las información.

doná plasma.png
Los datos que difundió la Comisión Memoria Verdad y Justicia Zona Norte

Proyecto

En la CABA el bloque de legisladores del Frente de Todos presentó un proyecto de Ley para declarar de interés público la donación de plasma rico en anticuerpos. Además, le solicitó al Poder Ejecutivo que arbitre los medios necesarios para que estos pacientes puedan acercarse a los Centros de Hemoterapia y Bancos de Sangre intrahospitalarios habilitados en la Ciudad, con el objetivo de constituirse en donantes.

"Es posible generar una cadena de donantes que ayudarían a la recuperación de los pacientes de Covid-19 además de disminuir considerablemente la tasa de mortandad del virus" explicaron desde el bloque. El proyecto, asimismo, requiere la realización de campañas de difusión y concientización acerca de la importancia de donar plasma, para lo cual considera trascendente la participación de las Juntas Comunales, así como la facilitación de la asistencia.

Sobre esto, además, propone que se garantice el transporte, alimentación y cuidado de donantes que lo necesiten, "debido al alto porcentaje de población afectada en la Ciudad con escasos recursos". El proyecto, asimismo, explica que "El procedimiento para la extracción del plasma es rápido y con mínimas molestias para el donante", y que de "cada donación de plasma de un paciente recuperado permitiría el tratamiento de hasta cuatro infectados".

Claudia Neira Bloque Frente de Todos
Claudia Neira legisladora porteña bloque Frente de Todos

En los fundamentos del proyecto se explica que del método de extracción "se obtienen hasta cuatro veces más de plasma que en una donación de sangre común"; además se explica que la iniciativa se elaboró de acuerdo con el Ensayo Clínico Nacional multicéntrico, realizado en varias provincias en el marco del Plan estratégico para regular el uso terapéutico de plasma de pacientes recuperados de Covid-19 del Ministerio de Salud de Nación (Res. N° 783).

También se informa que los estudios del Plan son realizados por el Gobierno Nacional en colaboración con instituciones "como el Hospital Garrahan, el Instituto Malbrán y la Sociedad Argentina de Infectología, entre otros”. Provincias como Buenos Aires, Tucumán, Santa Fe, Jujuy, Río Negro, San Juan, Corrientes y Córdoba ya trabajan con el plasma; y San Luis, Mendoza, La Pampa, Neuquén y Santa Cruz se encuentran en preparación.

Gustavo Camps