La medida fue solicitada por la subsecretaría de Derechos Humanos bonaerense ante la denuncia por hostigamientos que el chico, de 14 años, sufría por parte de agentes de la policía bonaerense de la Comisaría 1° de Tigre y es para prevenir y proteger al niño contra la violencia institucional. La medida fue otorgada el martes 7 por el Juzgado de Garantías del Joven N°1 del Departamento Judicial de San Isidro, informó la subsecretaría en una comunicación oficial.

La comisaría 1 de Tigre fue centro de detención ilegal en la dictadura, y es mirada de cerca por organismos de derechos humanos

La intervención de la Subsecretaría de Derechos Humanos comenzó hace un mes ante la presentación del caso por parte de la sanisidrense, Raquel Witis, referente de derechos humanos de la Comisión Memoria Verdad Justicia Zona Norte. Agentes de la Comisaría 1° de Tigre hostigaban a un niño de 14 años, de la vecindad, y hasta lo habían golpeado.

La Comisión y la parroquia Ntra. Señora de Carupá, a cargo del padre Jorge Marenco, de Curas en Opción por los Pobres, tomaron cartas en el asunto. Intervino el Programa de Niñez y Juventud de Provincia, con entrevistas al niño y su mamá, y junto la dirección de Violencia Institucional denunciaron el hecho en la fiscalía y en Asuntos Internos de Seguridad bonaerense.

"Es un caso muy complicado. Algunos policías de la comisaría lo habían golpeado y perseguido varias veces. Lo tenían entre ceja y ceja. Por eso estabamos muy preocupados por su integridad física y psicológica" explicó Raquel Witis. Así, la Subsecretaría solicitó la intervención de un abogado para en niño, como víctima y denunciante de violencia institucional.

Witis: Algunos policías de la comisaría lo habían golpeado y perseguido varias veces. Lo tenían entre ceja y ceja. Por eso estabamos muy preocupados por su integridad física y psicológica"

En una de las audiencias judiciales, informó la Subsecretaría bonaerense, por registros propios del Poder Judicial, quedó en evidencia que el niño tigrense, sin que existieran víctimas de los supuestos delitos que le endilgaban, había sido "denunciado" varias veces, por el personal policial.

Además se informó que el juez notificó y comunicó a las dependencias policiales implicadas, y ordenó a la fiscalía la investigación de los posibles delitos cometidos por los agentes de las fuerzas de seguridad. Desde el ministerio de Seguridad bonaerense, que encabeza Sergio Berni, no hubo hasta el momento, información pública sobre lo acontecido.

El hábeas corpus fue otorgado por el Juzgado de Garantías del Joven N°1 de San Isidro, a instancias del programa de Niñez y Juventud y la Dirección de Políticas contra la Violencia Institucional. La resolución judicial solicitó también la intervención del Sistema de Promoción y Protección de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de Tigre.

Además, según la información, la Subsecretaría de Derechos Humanos gestionó un espacio terapéutico, para el niño, desde la dirección de Coordinación de Programas Especiales, de la dirección Provincial de Programas para el Desarrollo Socio Comunitario en Derechos Humanos.

Gustavo Camps