Desde la residencia de Olivos, por teleconferencia, antes del mediodía, el presidente, Alberto Fernández, encabezó la conmemoración del 204° aniversario de la Declaración de Independencia de la Argentina. Lo acompañaron los 24 gobernadores. Durante su alocución el mandatario convocó a construir la "Argentina del mañana" y llamó a la unidad: "Ninguna sociedad concreta su destino en el medio de insultos, divisiones y fundamentalmente teniendo al odio como común denominador" señaló con justeza y exhortó: "Yo vine aquí a terminar con los odiadores seriales".

El presidente Alberto Fernández afirmó hoy que quiere "terminar con los odiadores seriales"; llamó a construir la "Argentina del mañana" a todos los sectores, dejando atrás "el odio y las divisiones"; y convocó al país a "unirse en un destino común", durante el acto central por el Día de la Independencia, por teleconferencia, informó la agencia oficial de noticias, Télam.

Con pleno respeto del aislamiento social por la COVID-19, acompañaron la videoconferencia todos los gobernadores, empresarios y sindicalistas de la CGT y la CTA. Fernández destacó la "unidad" entre el Gobierno nacional y los mandatarios provinciales para enfrentar la pandemia y enfatizó: "Todos estuvimos de acuerdo en que había que preservar la salud y la vida".

En olivos estaban con el Presidente, Miguel Acevedo y Carolina Castro, de la UIA; Héctor Daer, de la CGT; Adelmo Gabbi de la Bolsa de Comercio; Eduardo Eurnekian, de la Cámara de Comercio y Servicios: Javier Bolzico, de la Asoc. de Bancos argentinos; Néstor Szcech, de la Cámara Argentina de la Construcción; y Daniel Pellegrina, de la Sociedad Rural Argentina.

Radio Mercedes Sosa

El Presidente se comunicó con, Juan Manzur, gobernador de Tucumán, la cuna de la emancipación, pues en una casa de esa provincia en 1816 se declaró la independencia. Recordó también a la gran, Mercedes Sosa (1935-2009), cuya voz entonó el Himno Nacional al iniciarse el acto, y anunció que radio Nacional Tucumán volverá a llamarse Mercedes Sosa, desde hoy.

"Ninguna sociedad concreta su destino en medio de insultos, divisiones y fundamentalmente con el odio como común denominador. Vine aquí a terminar con los odiadores seriales", afirmó el Presidente sin metáforas. Hoy opositores de derecha (el PRO y parte de Juntos por el Cambio) habían llamado a manifestar contra el aislamiento y otras políticas de Estado.

"Vine aquí a abrir los brazos para que todos nos unamos en busca de ese destino común. No vengo a instar un discurso único, sé que hay diversidad y la propicio, de todo tipo, de género e ideológica también" explicó Fernández y aseguró: "La celebro, no me afecta. Lo que necesito,, es que sea llevada adelante con responsabilidad". También se refirió a la pandemia.

La vida primero

Fernández rescató que, en momentos en que la pandemia "ponía en jaque" a la región, en el país "todos estuvimos de acuerdo en que había que preservar la vida. Absolutamente todos entendimos que no había un dilema, que no había disyuntiva, que había que preservar la vida y la salud de la gente", reafirmó el Presidente y defendió el aislamiento social preventivo.

Al convocar a "construir la Argentina del mañana" el Presidente sostuvo: "Ya estamos trabajando con todos los que están aquí. En ese futuro, los que trabajan tienen un rol central. Han hecho un enorme esfuerzo. Valoro mucho lo que han hecho los hombres del sindicalismo", dijo y agradeció al campo sindical por "haber entendido la fragilidad de este tiempo".

Asimismo, indicó entre las partes del discurso que difundió la agencia de noticias Télam: "No es verdad que no tengamos futuro y menos cierto es que no tengamos ideas" y agregó: "Este presente no permitió ver las cosas en su real dimensión y ya tenemos mucho más claro por qué nos pasaron cosas y por qué no podemos volver a repetir errores que cometimos en el pasado".

GC