Fue aprobada en el Senado la ley que crea una Campaña Nacional para la Promoción de Donación Voluntaria de Plasma Sanguíneo, de personas recuperadas de Covid-19. Desde Acumar, el organismo público responsable de las políticas públicas para el saneamiento de la Cuenca Matanza Riachuelo, difundieron la experiencia como donante de una trabajadora de la entidad.

Ir: www.acumar.gob.ar/prensa/donacion-de-plasma-un-aporte-esencial/

El plasma con anticuerpos mejora a los infectados con el SARS-CoV-2 (Foto Télam)

La donación de plasma, de una persona recuperada de COVID-19, puede beneficiar a pacientes que sufren la enfermedad. En esta nota, la epidemióloga, Elisa Feiock, de la Dirección de Salud y Educación Ambiental de ACUMAR, relata su experiencia como donante. Para conocer dónde donar y acceder a más información, está habilitado el 0800-222-0101.

Desde el organismo explicaron que las personas recuperadas de COVID-19 poseen anticuerpos, en el plasma de su sangre, que pueden beneficiar a quienes están enfermos. Además de incidir favorablemente en el cuadro clínico de las y los pacientes, la donación de plasma también contribuye a bajar la cantidad de camas de terapia ocupadas.

Esto último es, asimismo, porque en muchos casos la terapia con plasma impide que la enfermedad se agrave. Elisa Feiock es epidemióloga de la dirección de Salud y Educación Ambiental de ACUMAR. En marzo último, tras regresar del exterior, Elisa fue una de las primeras diagnosticadas con COVID-19 del país.

Elisa: ""Me acerqué al equipo de hemoterapia del Hospital de Clínicas donde me hicieron sentir muy acompañada, y me explicaron (...)" (Foto ilustrativa Télam)

La experiencia

La trabajadora transitó asintomática la enfermedad, informaron desde ACUMAR, y difundieron que hace poco donó por primera vez su plasma. "Me acerqué al equipo de hemoterapia del Hospital de Clínicas -relató la mujer- donde me hicieron sentir muy acompañada, y me explicaron cómo, con una máquina especial, pueden extraer el plasma y devolver la sangre al cuerpo al momento".

A Elisa también le explicaron que el método de extracción es "realmente rápido e indoloro y muy parecido a cualquier procedimiento de donación de sangre”. Y exhortó : “Decidir donar plasma nos da la oportunidad de compartir la suerte de quienes ya nos recuperamos, con quienes aún no pudieron, y contribuir a la comunidad desde nuestro lugar. Realmente lo recomiendo”.

Elisa: "no duele. Es una intervención sencilla, rápida y no debilitante. No afecta las futuras defensas del o la donante frente a la enfermedad" (Foto Télam ilustrativa)

Elisa relató que la extracción, asimismo, "no duele. Es una intervención sencilla, rápida y no debilitante. No afecta las futuras defensas del o la donante frente a la enfermedad", tampoco. Y luego informó: "Puede donar cualquier persona que haya tenido COVID-19, preferentemente quienes estuvieron internados, ya que tienen mayor densidad de anticuerpos".

Desde Acumar pusieron de releve que "la donación representa una herramienta terapéutica y es un importante acto de solidaridad, que permite colaborar con el esfuerzo que, las trabajadoras y los trabajadores del sistema, sanitario realizan cada día". Cada paciente recuperado que dona, destacaron también, puede ayudar a varias personas.

Ir: //www.acumar.gob.ar/prensa/donacion-de-plasma-un-aporte-esencial/