Un equipo de infectólogos y psicólogos capacita, en protocolo sanitario, y supervisa la condición psicológica de los trabajadores de la salud que combaten el coronavirus en la primera línea. Los trabajadores, asimismo, tienen gimnasios y lugares para sociabilizar, cuando no están en la trinchera, informó un comunicado de prensa municipal.

Implementamos muchísimas medidas. Reformamos áreas de kinesiología como gimnasios", enumeró Korytko

Mens sana in corpore sano parece ser el principio que siguen en el área de Salud municipal, para asistir a quienes dedican su tiempo a velar por la salud de los vecinos, en la primera línea de batalla, durante la pandemia.

Desde gimnasios hasta whatsapp, con información directa sobre la situación epidemiológica, están entre las herramientas que tienen los profesionales de San Isidro para tener cuidada su propia salud mientras hacen lo suyo.

Con la misma finalidad, un equipo de infectólogos y psicólogos diariamente capacita en protocolo sanitario y examina la condición psicológica de los trabajadores de la salud que están en la trinchera.

Según la información, la tarea se desarrolla en los tres hospitales municipales y en los ocho centros de atención primaria. Además, el equipo recorre otras áreas como Patrullaje Municipal, Tránsito, Centro de Monitoreo y Cementerio.

Dupla para supervisar

Posse: “Es clave para afrontar la pandemia el cuidado de la primera línea de contagio (...)"

La metodología, especificaron desde la comuna, consiste en visitas de un especialista en infectología -que capacita sobre protocolos- y un psicólogo que aborda miedos, detecta pánico y evalúa factores de estrés. Esto puede afectar la salud de los trabajadores, y por ende la eficacia.

Es clave para afrontar la pandemia el cuidado de la primera línea de contagio: médicos, enfermeras, personal de geriátricos, otros trabajadores de la salud. Si ellos están bien cuidados, van a poder trabajar de la mejor forma”, afirmó el intendente Gustavo Posse.

Posse estuvo en el Hospital Central Municipal. Allí también señaló que "A veces, en el afán de cuidar al otro, el trabajador de la salud puede descuidarse a sí mismo. Por eso es fundamental contenerlos. Apoyarlos en este duro momento. Y ayudarlos a que estén atentos a los protocolos y no comentan negligencias”.

En esta línea, Carla Korytko, coordinadora del Equipo de Salud Mental, explicó que el programa se creó al comenzar la pandemia. "Con el Equipo de Infectología se formó una dupla para supervisar continuamente, individual y grupalmente, al personal de salud" señaló.

Implementamos muchísimas medidas. Reformamos áreas de kinesiología como gimnasios. Dispusimos sectores específicos para que sociabilicen. Y efectuamos constantes chequeos clínicos y biológicos" enumeró Korytko.

Desde el municipio informaron que también se creó un chat interno -lo llaman “Libre de subjetividades”- donde se informa a los encargados de las áreas municipales sobre la situación epidemiológica y los protocolos sanitarios “y así se ayuda a disminuir incertidumbres”, destacó Korytko.

AA