Comunicación original: click aquí

Fernando Domínguez es el fiscal federal de San Isidro. Fue acusado en medios de comunicación nacionales por otro fiscal, Claudio Scapolan, imputado por Domínguez de liderar una asociación ilícita involucrada en narcotráfico, dicen quienes lo apoyan. Casi un centenar de organizaciones de derechos humanos, docentes, concejales, sindicalistas y espacios políticos y sociales avalan a Domínguez, como un fiscal íntegro, en una comunicación pública donde señalaron a Scapolan dentro de “los personajes más oscuros del Poder Judicial”.

El ex fiscal, Julio Novo, renunció en 2017, imputado en una causa en la que que también intervino el fiscal Dominguez

Que la “justicia” es una de las instituciones más desprestigiadas no es noticia. Basta con ver cómo abogados o entidades gremiales y sindicales, que trabajan allí.  denuncian lo mal que funciona. O cómo, corporativamente, ese poder del Estado esquiva a quienes tratan de transformarla en algo más o menos útil a la sociedad.

Sin embargo si llamó la atención esta semana cómo un abanico de organizaciones de la región, espacios sociales, sindicales y políticos, entidades de derechos humanos y educación, así como artistas, concejales, sindicalistas y personalidades, salieron en bloque a defender al fiscal federal de San Isidro, Fernando Domínguez.

La comunicación pública lleva casi un centenar de firmas. Van desde la Comisión Memoria Verdad y Justicia Zona Norte, Abuelas de Plaza de Mayo, los ediles, Marcos Cianni y Milena Ramonega; hasta la documentalista, Silvina Segundo; la Fundación Música Esperanza; o la Federación de Economía Social FETRAES.

También firman, entre muchos más, la JUB  San Isidro Judiciales Unidos Bonaerenses; CTA Zona Norte; Daniel Pérez Guillén, de CTA bonaerense; Cristina Caamaño de Justicia Legítima; Claudia Cesaroni de Centro de Estudios de Política Criminal y Derechos Humanos; el abogado Ciro Anniccharico.

Persecución mediática

Los juzgados federales en San Isidro, en la calle 3 de febrero

Los firmantes revelaron que Domínguez fue víctima de “persecución mediática” por otro fiscal, Claudio Scapolan, “quien fuera imputado por el Fiscal Fernando Domínguez y que al día de hoy si no se encuentra detenido es únicamente por sus fueros”. La denuncia sobre Scapolan es por una asociación ilícita involucrada en narcotráfico.

En la comunicación explican que  “El fiscal Scapolan optó por ejercer su defensa de manera mediática (…) días después de ser imputado (…)”. Y lo hizo “sin desmentir las pruebas que obran en su contra, limitándose no solo a desprestigiar a un funcionario judicial probo y honesto, sino además a falsear los hechos”.

Además evalúan que “Los medios de comunicación se han hecho eco de una denuncia (…) generando así, al no ser chequeada la información (…) una distorsión de  la verdad y desinformación en la ciudadanía”. Luego pasan revista por cada Tribunal e instancia por donde pasó la denuncia de Domínguez (ver original click: aquí).

Los sótanos de la democracia

Los tribunales de San Isidro, en el centro de la ciudad

Para las entidades y referentes sociales que firman: “Es necesario que la sociedad pueda recuperar la confianza en la justicia y para ello no debemos permitir que los personajes más oscuros del Poder Judicial acusados de estar ligados al narcotráfico y al armado de causas, ataquen al Dr. Fernando Domínguez, quien lo investiga”.

Asimismo, sin medias tintas avalan al fiscal federal Domínguez “quien ha ejercido sus cargos, en el fuero federal y provincial, con integridad, ética y profesionalismo, basado en el respeto absoluto de los derechos humanos, investigando causas complejas que involucran al narcotráfico y al poder”

Y en la misma línea dan fe de que Domínguez ha investigado y acusando “a los perpetradores de violencia institucional y tortura en unidades penitenciarias y acompañando a quienes fueron víctima de abuso policial o a sus familiares”. También exhortan, en general, a no denostar a los buenos funcionarios judiciales.  

“Cuidemos –señala la comunicación, antes de hacer pública la gran cantidad de firmas que respaldan la tarea del fiscal federal Domínguez- a los actores judiciales que llevan adelante investigaciones transparentes, breguemos porque el Poder Judicial mafioso y corrupto desaparezca de los sótanos de la democracia”.

Gustavo Camps