El presidente Alberto Fernández recibió a un grupo de terapistas y trabajadores de la salud. Fue para interiorizarse sobre el trabajo que vienen desarrollando durante la pandemia de coronavirus COVID-19. El encuentro tuvo lugar esta tarde en la residencia de Olivos. Ayer la Sociedad Argentina en Terapia Intensiva (SATI) difundió una carta dónde cuestionó la superficialidad de quienes eluden el aislamiento preventivo por la pandemia de COVID-19 y exhortó a “no desafiar al virus”.

La carta opublica en el portal de la SATI

El Presidente se reunió con la epidemióloga María M. Iglesias; la kinesióloga Claudia Mendoza; el médico miembro de la SATI, Arnaldo Dubin; el emergentólogo Alfredo C. Ramos: la promotora de salud Rocío B. Domecq; el jefe de Clínica del Hospital Posadas, Pablo Díaz Aguiar, la kinesióloga y psicóloga Liliana Coulatti…

También con la psicóloga y operadora terapéutica Paola Lucero. Estuvieron presentes, asimismo, el ministro de Salud, Ginés González García,  la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti; el secretario de Calidad en Salud, Arnaldo Medina, y la directora de Enfermería del Ministerio de Salud, María Donatila Gómez Marquisio.

Con la firma de su presidenta, la doctora Rosa Reina, y de su vicepresidente, el doctor, Guillermo Chiappero, la SATI difundió una carta abierta “A la sociedad Argentina” donde describió la dura tarea que realizan los profesionales de la salud en los servicios de terapia intensiva para luchar por la vida, contra la COVID-19.

Solos

La carta abierta completa de la Sociedad Argentina de Terapia intensiva

En la carta pública advirtieron que sienten que “estamos perdiendo la batalla”, tras dar un crudo panorama de las salas de terapia intensiva, al borde de no admitir más pacientes, por la gran demanda; la escasez de camas, respiradores y otros recursos; la presión laboral pues son pocos los especialistas y también bajos los salarios.  

“Hoy nos encontramos al límite de nuestras fuerzas, raleados por las enfermedad, exhaustos por el trabajo continuo e intenso, atendiendo cada vez a más pacientes”  resume en un párrafo la misiva. En otro revelan que sienten que “nos están dejando solos, encerrados en las unidades de terapia intensiva” con los pacientes.

Mientras tanto, revela la carta, “Observamos en las calles cada vez más gente que quiere disfrutar, que reclama sus derechos”. Y sostiene que por ahora se los ve bien, sin embargo, se preguntan: “¿Qué pasará con ellos y sus familiares mañana?” Y desean que no se transformen en pacientes mañana. Pues el virus ataca, sin duda.

¡Quedate en tu casa!

Los especialistas exhortan a la sociedad (a esa parte que cuestiona la existencia de la pandemia, que provoca al virus, y no le da la entidad que tiene, en rigor) que reflexione y “cumpla con tres simples, pero importantes medidas, recomendadas científicamente”: distanciamiento social (1,5mts.); uso de tapabocas y lavado frecuente de manos.

Los especialistas también piden “no aglomerarse, no hacer fiestas ¡No desafiar al virus pues el virus nos está ganado! Les suplicamos no salir si no es necesario”. Y reafirman: “El personal sanitario está colapsado, los intensivistas están colapsados, el sistema de salud está al borde del colapso”.  

Finalmente los expertos piden claramente: “Nosotros queremos ganarle al virus. Necesitamos que la sociedad toda nos ayude porque no podemos solos ¡Por favor, ayudanos, quedate en tu casa! Ayudanos a disminuir el ingreso de pacientes. No queremos que vos seas el próximo paciente en nuestra terapia intensiva”

Gustavo Camps