Era un proyecto de los concejales del Frente de Todos, Javier Parbst y Florencia Mosqueda. Lo presentaron en diciembre último. Trabajaron con científicos del Conicet y del INTA; y según informaron desde el espacio político tigrense, con las organizaciones, Cannabicultores Zona Norte y Acción Cannabica, y con vecinos que requerían el uso terapéutico.

l edil, Javier Parbst, uno de los impulsores de la ordenanza

El Concejo Deliberante de Tigre aprobó un proyecto que regula “el acceso informado y seguro del Cannabis y sus derivados como recurso terapéutico”; así como “su investigación y producción pública, con el objetivo de garantizar el cuidado integral de salud”. La norma, se informó, también autoriza el cultivo personal.

El proyecto fue impulsado por los ediles del Frente de Todos, Javier Parbst y Florencia Mosqueda; que articularon con científicos del CONICET y del INTA, además de especialistas en tratamientos médicos con productos cannábicos. Parbst informó que además tuvieron contactos con Cannabicultores Zona Norte y Acción Cannabica, y con vecinos que requieren el uso terapéutico.

El concejal también señaló que la ordenanza: “Permitirá generar un registro de vecinos/as que requieren productos con principios cannabinoides; para que puedan producirlos y consumirlos en un marco legal y seguro. Además incentiva esta industria en articulación con el sector privado, y la regulación del Estado”.

El Deliberativo de Tigre, y un retrato que recuerda a la concejala Alejandra Nardi

Parbst explicó que “se avanza a nivel país para terminar con la estigmatización y la persecución que sufren quienes utilizan estos productos; y este es uno de los mayores logros: la concientización social”. Desde el espacio también informaron que la norma “contó con un fuerte respaldo" del municipio de Tigre.

Puntos clave 

La ordenanza incorpora el Cannabis y sus derivados al Sistema de Salud Pública local, para el tratamiento de síndromes, trastornos, enfermedades y patologías como epilepsias, enfermedades degenerativas, cáncer, náuseas y vómitos derivados de quimioterapia, VIH-Sida, autismo, Síndrome de West…

También dolores crónicos, fibromialgia, glaucoma, esclerosis múltiple, Parkinson, Esquizofrenia. Otro tipo de enfermedades poco frecuentes, tratamiento del dolor, y estrés post-traumático, entre otras.

Los responsables de prescribir su uso serán médicos, que además deberán evaluar integralmente los efectos en los/as pacientes. El municipio promoverá estudios e investigaciones sobre el uso del Cannabis y estimulará la producción pública de medicamentos a base de sus derivados.

El Deliberativo sesiona con distanciamiento social, con presencia de los ediles

La ordenanza autoriza el cultivo personal de Cannabis a los pacientes (o sus representantes legales, tutores/as o curadores/as) con una orden médica para someterse a un tratamiento. Con ese objetivo, se crea el Registro de Cultivadores que otorgará las licencias para su producción.

También se crea un Consejo Cultivo de Cannabis Medicinal con representantes del Concejo Deliberante, municipio, uniiversidades nacionales, organizaciones civiles, INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria) y ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica).

La ordenanza, además, incluye la realización de programas de capacitación, concientización y sensibilización; para el personal de la administración pública municipal y en especial a los trabajadores del Sistema de Salud Pública del municipio.