El presidente de la Nación, Alberto Fernández, anunció un fondo especial para la seguridad de la provincia de Buenos Aires. Fernández, asimismo, instó a los efectivos policiales que protestan, aparentemente por salarios y otras mejoras laborales, a que cesen y vuelvan a su trabajo. Durante toda la jornada entre otros lugares, los efectivos manifestaron a las puertas de la quinta de Olivos. El presidente se mostró preocupado pues en las manifestaciones se ven móviles que deberían utilizarse en la tarea policial, y nombró a nuestra zona.

Fernández: "Este no es el modo. Espero que reflexionen y cesen cuanto antes con esta mecánica”

“Nos preocupa ver tantos policías parados en una demanda y tantos patrulleros que dejan de circular. Dejan en estado de indefensión a los ciudadanos honestos” dijo esta noche el presidente Alberto Fernández, al anunciar un fondo de ayuda para la provincia de Buenos Aires en materia de seguridad, desde la Quinta de Olivos.

Estuvo con el gobernador kicillof y la vicegobernadora, Verónica Magario Y varios intendentes, entre ellos los de nuestra región, Julio Zamora; Gustavo Posse; Juan Andreotti; Jorge Macri; otros como Fernando Espinoza; Néstor Grindetti. Se hizo evidente la ausencia del ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni.

Por supuesto hubo muchos más intendentes y funcionarios del gabinete nacional. En el contexto de la pandemia, verdaderamente, la movilización policial generó todo tipo de dudas y sosobra en la población, ya bastante preocupada por los contagios y la situación económica general. Nada de esto eludió el Presidente.

El cuadro es elocuente y muestra el desequilibrio entre la CABA y la provincia de Buenos Aires en materia de recursos

Durante la jornada y días atrás, efectivos policiales en funciones, pero también retirados, generaron diferentes protestas en varios municipios del conurbano y otros puntos de la provincia aparentemente para reclamar mejoras laborales. Lo curioso es que se vio a opositores azuzando la protesta y hasta en las manifestaciones.

Fondo para seguridad

“Todo reclamo tiene un modo de hacerse. No vale cualquier cosa a la hora de reclamar” señaló el Presidente.  Y no escondió su preocupación. Pues en la Quinta de Olivos en la jornada hubo móviles policiales de municipios de la región. Él los nombró, de Tigre, de San Fernando, de San Isidro, de Vicente López, dijo.

El Presidente anunció un fondo para destrabar el conflicto. Pero instó a los efectivos a deponer su actitud. “Este no es el modo. Espero que reflexionen y cesen cuanto antes con esta mecánica” instó Fernández tras valorar el diálogo democrático, reconocer la situación de los efectivos, pero dejar en claro que se debe respetar la institucionalidad.

Detrás de Fernandez, el opositor, Jorge Macri, y el oficialista, Juan Zabaleta. Los intendentes del conurbano y de otras jurisdicciones estuvieron con el Presidente

Fernández anunció que se creará un “fondo de fortalecimiento financiero fiscal” para la provincia. “Estamos tratando de reponer un equilibrio que se perdió a mediados de los ´80” explicó el mandatario cuando Buenos Aires perdió 8 puntos de coparticipación que se distribuyeron entre las provincias del norte del país.

El Presidente explicó que de esas provincias llegaban emigrantes a Buenos Aires, sobre todo al conurbano; y se esperaba que con esos puntos de mayor ingreso cese la llegada pero eso nunca pasó, de hecho se incrementó con los años y eso generó un problema estructural, pues la provincia creció con menos recursos.

Fernández reconoció que “es muy difícil que pueda estructurarse un funcionamiento adecuado en una provincia, si empezamos a recomponer de algún modo esos ingresos”. Pero no pasó por alto que la situación se agravó aún más durante el macrismo, y más aun con la pandemia de coronavirus desde este año.

Desequilibrios

Tambienn hubo legisladores. En la foto el presidente de la cámara de Diputados de la Nación, el tigrense Sergio Massa

En resumidas cuentas, el Presidente anunció que tomará 1 punto de los 2 puntos de coparticipación que recibe la CABA, al traspasarse la policía federal a la ciudad, pues desde el traspaso se sabía que con 1 punto era suficiente para gestionar la fuerza. Fernández explicó que “es necesario equilibrar las cosas entre la provincia y la CABA”.

El presidente mostró un cuadro donde se ven los desequilibrios e inequidades entre la CABA y la Provincia. Dos ítems elocuentes son el gasto en seguridad per cápita, que   en la CABA es de $16.901 y en Provincia $6.702; y el salario inicial policial, de $49.204 en la CABA y 37.752 en la Provincia.

Fernández reconoció que esa diferencia fue uno de los motores de la manifestación policial. El Presidente también explicó que con ese punto de coparticipación, la mejora en la seguridad de la provincia podrá plantearse en todo el territorio y no solo en el Gran Buenos Aires; y parte podrá utilizarse para mejorar salarios policiales.

Antes de terminar su discurso el  Presidente llamó a la reflexión a los policías díscolos. Con estos anuncios, si en efecto, las manifestaciones de la policía bonaerense eran por salarios y otros ítems laborales, mañana, cuando el gobernador Kicillof anuncie las medidas puntuales, ya no debería haber protestas policiales.

Gustavo Camps