Claudio Ferreño defiende la decisión del Presidente de traspasar 1 punto porcentual  la coparticipación federal que recibe la CABA; para destinarlo a la creación de un Fondo de Fortalecimiento Fiscal de la Provincia.  Ferreño es el presidente del bloque del Frente de Todos en la Legislatura Porteña. En esta nota recuerda lo que se conoce desde hace tiempo. El ex presidente Macri, por afinidad partidaria, no por razones presupuestarias o financieras, transfirió en su momento más de los recursos necesarios a la CABA, por el traslado de la policía a la ciudad.

Por Claudio Ferreño*

Esto es simplemente un acto de sobriedad fiscal; con respecto a un excesivo aumento de la coparticipación que el ex presidente Mauricio Macri realizó al momento de trasladar la Policía a la Ciudad. El tema ya estaba en agenda entre el Presidente y el Jefe de Gobierno porteño hace rato. No es ningún acto de atropello a los porteños/as.

En 2016 el gobierno de Macri aumentó el coeficiente de coparticipación federal de la Ciudad del 1,4% al 3,75%. Y en 2018 se redujo 3,5%, en el marco del Consenso Fiscal. De este aumento de la coparticipación había un punto porcentual en exceso; porque no era necesario para cubrir los costos del funcionamiento del traspaso policial a la Ciudad. La decisión de reducir ese punto de Alberto Fernández va en ese sentido. No puede ser tomada como un ataque a los vecinos y vecinas de la Ciudad.

El Gobierno Nacional viene ayudando a la CABA a combatir la pandemia con una batería de medidas. La Asistencia al Trabajo y la Producción, de la cual se beneficiaron más de 100.000 empresas de nuestra Ciudad. También casi 350.000 porteños y porteñas son beneficiarias del Ingreso Familiar de Emergencia. Y alrededor de 75.000 monotributistas y autónomos de nuestra Ciudad recibieron créditos a tasa 0% para ayudarlos a sostener su actividad.

El Presidente al anunciar el traspaso de la coparticipación

Por otro lado, se entregaron créditos a tasa subsidiada; para empresas que en términos per cápita para la Ciudad son cuatro veces el promedio otorgado a nivel nacional. Además, el Ministerio de Educación de Nación debió hacerse cargo de otorgar computadoras portátiles y conectividad para que 6.500 alumnos/as de nuestra Ciudad puedan continuar con su actividad educativa; ya que la Ciudad prefería exponerlos a ir a la escuela en medio de la crisis por la Covid-19, en vez de hacerse cargo de esa inversión.

Con todas estas medidas, decir que el Presidente de la Nación ataca a los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires para resolver un problema histórico que acarrea la Provincia es desmedido. La Ciudad debe concentrarse en ayudar a sostener la actividad económica y auxiliar a los vecinos y vecinas. Hasta ahora las medidas del gobierno porteño fueron pocas y llegaron con varios meses de demora.

* Presidente del bloque del Frente de Todos en la Legislatura Porteña