Intervino el juzgado Federal N° 1 de San Isidro, a cargo de Sandra Arroyo Salgado. Los ramales Retiro-Tigre y Victoria-Capilla del Señor retomaron el servicio, en paro desde el 28/8. El sindicato Las Fraternidad había dispuesto un paro de actividades; por el riesgo a que las maniobras con coches arrollaran a ocupantes que deambulaban por la zona de vías de los talleres. Eran 20 familias que se asentaron alrededor del 20/8.

Algunas familias intentaron pernoctar en la plaza de Victoria, muy cerca de los talleres

Con la intervención del Juzgado Federal N°1 de San Isidro, a cargo de Arroyo Salgado, la Justicia desalojó la parte del predio de los talleres ferroviarios de victoria que tomaron 20 familias, alrededor del 20 de agosto. El intendente de San Fernando, Juan Andreotti, aunque el predio es federal, no municipal, agradeció la intervención.

En este contexto, cuadrillas municipales con camiones y otros vehículos también colaboraron con el Juzgado Federal en el desalojo, que en términos generales fue calificado por todas las fuentes involucradas como "pacífico", pues no hubo mayor resistencia, aunque si desazón, de parte de las familias sin techo.

Actuaron la Gendarmería y la Policía Federal

La situación de toma, asimismo, había disparado un paro de actividades en los ramales Tigre-Retiro y Victoria-Capilla del Señor, dispuesto por el sindicato ferroviario La Fraternidad. Según el sindicato, los ocupantes deambulaban muy ceca y sobre una vía de maniobras, con peligro de que se produjeran accidentes.

Deuda del Estado

Ayer a mediodía trabajadores de la cooperativa Madygraf y de FATE acercaron sanitizantes y otros elementos de ayuda a las familias. Pero el predio ya estaba intervenido por Gendarmería y la Policía Federal, y nadie podía entrar o salir. Tras el desalojo tampoco quedó en claro el destino de los ex ocupantes.

Algunas familias, de hecho, intentaron pernoctar en la plaza de Victoria, a la altura de Tres de Febrero e Ing. White, muy cerca de los talleres, pero también fueron obligados a retirarse. Otras, según pudo saber denorteanorte.com, recurrieron a familiares cercanos. Pero no hubo información oficial sobre qué será de los ex ocupantes.

Andreotti: “el problema habitacional es una deuda del Estado (...)”

Desde el municipio de San Fernando, el intendente Andreotti reconoció que “el problema habitacional es una deuda del Estado” y evaluó que “en los últimos 4 años se acrecentó por falta de políticas claras y por la escasa construcción de viviendas”. Para Andreotti la pospandemia representa un desafío en la materia.

“El Estado –señaló el intendente en un comunicado de prensa- tendrá el desafío de destinar el mayor de sus esfuerzos en las políticas que solucionen esta situación y que contribuyan y den mayores posibilidades para todos”. Por caso, dio el ejemplo del Programa Procrear del ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat de Nación.

Gustavo Camps