El gobierno anterior lo había vaciado y lo desfinanció -pese a que era un programa reconocido internacionalmente por atenuar la brecha digital- pues se identificaba con la gestión Kirchner, que lo antecedió. Representa un inversión de $37.900 millones. Acompañaron a Fernández, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el gobernador kicillof y el intendente de Tigre, Julio Zamora.

Los tigrenses, Zamora, intendente local, y el diputado Massa, con el presidente Fernández

“Hoy me toca a mi permitir que 22 millones de argentinos puedan acceder a algo tan elemental como el servicio de internet” dijo ayer el presidente de la Nación, Alberto Fernández, al lanzar el Plan Nacional de Conectividad “Conectar”, en la sede central de ARSAT, en la localidad bonaerense de Benavídez, en Tigre.

El programa nació en 2010, en la gestión de la ex presidenta Cristina Kirchner. Y fue distinguido por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD); y por la Organización Iberoamericana de Juventud (OIJ), como una de las "20 Buenas Prácticas en Políticas Públicas de Juventud" de Iberoamérica.

La gestión Macri (2015-2019) lo cerró, pues el programa identificaba la gestión de sus opositores políticos. Luego planteó un plan muy similar, que es recordado pues nunca se aclaró su instrumentación ni cómo se financiaba; aunque si, se nombraba para criticar al verdadero programa de la gestión opositora.  

La inversión en el programa: $37.900 millones

Ayer participaron también el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; la secretaria de Innovación Pública, Micaela Sánchez Malcolm; el titular de la Cámara baja, Sergio Massa; el gobernador, Axel Kicillof; el intendente de Tigre, Julio Zamora; y la titular de AySA, Malena Galmarini.

El programa

La Empresa Argentina de Soluciones Satelitales SA (ARSAT) del Estado argentino, es del rubro telecomunicaciones. Ofrece servicios de transmisión de datos, telefonía y televisión por medio de infraestructura terrestre, aérea y espacial. Y uno de ellos es el Plan de Conectividad de Escuelas Rurales.  

Fue fundada en 2006, durante la gestión de Néstor Kirchner (1950-2010). Desde esa Benavídez opera servicios de los satélites geoestacionarios ARSAT-1 y ARSAT-2, la Red Federal de Fibra Óptica, el Centro Nacional de Datos; y da soporte técnico a los servicios de Televisión Digital Abierta.

Fernández: "“El país todavía tiene deudas pendientes porque en el medio hubo cuatro años donde todo se paralizó"

El programa lanzado ayer dispone de una inversión de $37.900 millones.  Promoverá la reactivación del Plan Satelital Argentino; y planea la construcción de un satélite para desarrollar la industria de telecomunicaciones, informaron fuentes oficiales. También llevará conectividad a 200.000 hogares rurales.

Según informaron fuentes oficiales, operará sobre cuatro ejes centrales: el Plan Satelital, con diseño, construcción y lanzamiento del satélite ARSAT-SG1; para dar internet en zonas rurales. La ampliación de la Red Federal de Fibra Óptica, de transporte de conectividad más grande del país, y la actualización de los equipos electrónicos para mejorar la capacidad de banda ancha

Además, la Televisión Digital Abierta, para recuperar 100 estaciones de transmisión digital y renovar su plataforma con alcance a 10 millones de hogares; y el Centro Nacional de Datos, que implica el fortalecimiento del Data Center de ARSAT con máximos estándares internacionales, nuevos equipos de almacenamiento, servidores, redes, backup y software, como también la adición de servicios cloud, streaming de alta velocidad y seguridad.

La Argentina del futuro

Zamora, celebró que el programa “generará cientos de puestos de trabajo”.

“Nuestro compromiso sigue siendo pensar en la Argentina del futuro que promueve la educación, la ciencia y la tecnología”, expresó el Presidente, y señaló: “Esa Argentina es la que lleva el acceso a la información a todos los rincones de la patria, y da posibilidades de desarrollo a cada uno de los argentinos”.

Al tanto de la historia del programa el Presidente relató: “En 2004 nos plantearon la importancia de conectar la Argentina. Luego Cristina (la actual vicepresidenta) puso en marcha el Conectar Igualdad. Y hoy me toca a mi permitir que 22 millones de argentinos accedan a algo tan elemental como el servicio de internet”.

“El país -evaluó también el Presidente- todavía tiene deudas pendientes porque en el medio hubo cuatro años donde todo se paralizó. Y así se logró favorecer la desintegración argentina”. Durante el acto, Fernández se contactó por videoconferencia a Río Negro con Pablo Tognetti, el titular de ARSAT.

Soberanía satelital

Tognetti (ARSAT): “No tener que recurrir al servicio de satélites extranjeros es la máxima expresión de la soberanía satelital"

Tognetti estaba en la sede de INVAP –firma dedicada al diseño y construcción de sistemas tecnológicos complejos- en Bariloche. “No tener que recurrir al servicio de satélites extranjeros –explicó el presidente de ARSAT, durante el acto- es la máxima expresión de la soberanía satelital que volvemos a establecer” en el país.

En tanto, el jefe de Gabinete, el sanisidrense Santiago Cafiero, explicó sobre los avatares de la firma: “Arsat es una empresa estatal que, con un sesgo ideológico y un prejuicio de la gestión anterior, fue atacada y desfinanciada por la política de destrucción” que existía “respecto a las facultades que debe desarrollar el Estado”.

Zamora y el gobernador kicillof se saludan a la usanza de la cuarentena

Luego, el intendente Zamora, celebró que el programa “generará cientos de puestos de trabajo”. Y tras evaluar que “es gracias a un gobierno nacional que apuesta a los científicos de nuestro país” agradeció al Presidente “por confiar en ellos; y por hacer realidad “el sueño de una Argentina conectada a lo largo de toda su extensión”.

Por su parte, Sánchez Malcolm, la secretaria de Innovación Pública, explicó que el plan Conectar “se basa fundamentalmente en la inclusión”; porque “pone de manifiesto que las tecnologías de la información y la comunicación son fundamentales para toda la ciudadanía, y son puertas hacia otros derechos”.

Gustavo Camps