Ese día (además del inicio de la Primavera) se celebra el Día de la sanidad, en conmemoración de la creación de la primera asociación de personal de hospitales y sanatorios en 1935, que luego dará origen al sindicato de trabajadores de la sanidad. La principal reivindicación actual es ser considerados profesionales, pues tanto en la actividad privada y el estado, se los suele contratar en la modalidad administrativa, para eludir derechos laborales y salarios acordes con la tarea. El lunes 21 las manifestaciones se repetirán en varias ciudades del país.

Un video del STMVL de apoyo a los enfermeros y enfermeras

“La enfermería abarca la atención autónoma, y en colaboración, a personas de todas las edades, familias, grupos y comunidades, enfermos o no, y en todas circunstancias. Comprende la promoción de la salud, la prevención de enfermedades y la atención dispensada a enfermos, discapacitados y personas en situación terminal”.

La definición de la organización Mundial de la Salud (OMS-ONU) no deja lugar a duda sobre la complejidad, y la profesionalidad que se necesita para desempeñarse en esta actividad cuyo conocimiento se imparte en universidades y establecimientos educativos públicos y privados, y sanitarios como la Cruz Roja, habilitados a tal fin.  

Una manifestación en el Congreso, años atrás, que también apoyó el STMVL. En la foto, enfermeros de Vicente López, y Victorio Pirillo, secretario general del STMVL

El lunes 21 las y los enfermeros de todo el país visibilizarán sus reclamos laborales. Entre ellos el que se destaca es el derecho a ser considerados profesionales. Algo que en el mercado laboral, privado y estatal, se elude para no tener que reconocerles  derechos laborales básicos a estos profesionales.

Enfermeros “administrativos”

En el Estado, por ejemplo, se los priva de  ser parte de la carrera profesional hospitalaria. Es conocido el caso de la CABA, y de algunos municipios bonaerenses también; donde son contratados como “administrativos”, con lo cual no ingresan por concurso, no disponen de jornada laboral  profesional, ni derechos previsionales.

El ministro de Salud hace anuncios sobre el bono de salud, una reivindicación que el STMVL pidió desde el comienzo de la pandemia

El formar parte de la carrera profesional hospitalaria permite concursar cargos y llegar, dado el caso, a la dirección de un hospital. Las y los enfermeros, como profesionales, tienen derecho a remuneraciones especiales en el horario normal, y además en las guardias, menor carga horaria y reconocimiento de stress laboral, entre otros.

En la región, el Sindicato de Trabajadores Municipales de Vicente López STMVL  promueve los distintos reclamos del sector y además, es la entidad que más reivindica, en la región, la profesionalidad de enfermeras/os; y lleva sus demandas a las discusiones paritarias para incorporarlas en negociaciones y convenios.

Por caso, el intendente de Vicente López, Jorge Macri, reconoció públicamente, que la sugerencia para el reconocimiento de profesionalidad a la enfermería, partió del secretario general  los trabajadores municipales, Victorio Pirillo, a fines de 2018, cuando el tema se discutía a nivel provincial y nacional.  

El lunes 21 un sector de enfermería también se manifestará para que no se ponga en discusión su profesionalidad, como ardid para evadir obligaciones salariales y previsionales

STMVL sindicato pionero

El STMVL a principios de marzo último, cuando se conocían los primeros casos de COVID-19 en el distrito, pidió un plus de $ 10.000 para todo trabajador de la salud. Pues presuponía que la tarea iba a ser ardua ante la pandemia, como lo es. Y el Estado nacional, con ciertas restricciones, otorgó un plus de $5.000, similar al propuesto por el STMVL.  

A instancia del STMVL, los enfermeros/as locales acceden al plus salarial SAMO FORD, reparto del 40% de lo que se factura a obras sociales (va a todo el personal de salud); el régimen de franqueros; el cómputo de días por estrés (que suele reconocerse sólo a médicos), y el plus por trabajar en área cerrada.

Semanas atrás, poco antes de que se cumplieran 180 días de aislamiento, el STMVL también acordó que, para paliar el cansancio acumulado, la intendencia otorgue una licencia extraordinaria, de 5 días hábiles, y reemplazantes de guardias para otorgar guardias compensatorias a los profesionales.

Enfermeros y enfermeros de Vicente López con autoridades municipales y dirigentes del STMVL, cuando no había pandemia y estaba permitido acercarse

En resumen, el no reconocer a enfermeros y enfermeras como profesionales es un ardid para eludir obligaciones salariales y previsionales. Tras la visibilización de la tarea que implicó la pandemia de COVID-19 al menos en el Estado, en sus tres niveles, ese reconocimiento, sin duda,  debería ser una obligación.

Gustavo Camps