La intendencia de San Isidro acaba de presentar protocolos a la Provincia de Buenos Aires; y solicitó volver a las clases presenciales en el distrito. En este contexto el Frente de Unidad Docente Bonaerense San Isidro -agrupamiento de los principales sindicatos de la enseñanza provincial, en este caso locales- toma postura sobre el pedido en el comunicado: “Los Docentes y la comunidad educativa de San Isidro sabemos del valor de la educación y del cuidado de la Salud”. Allí ratifican que los docentes quieren volver a las aulas; pero advierten que lo central es el cuidado de la salud de los/as trabajadores de la educación y de la comunidad educativa; y por esto siguen vigentes los decretos de suspensión de clases presenciales.

Por el Frente de Unidad Docente Bonaerense-San Isidro*
AMET – FEB – SADOP – SUTEBA – UDOCBA

Los y las secretarias generales de AMET, Sergio Pasqua; de UDOCBA, Miguel Angel Díaz; SUTEBA, Roberto Baradel; de FEB, Mirta Petrocini; y SADOP Bs. As., María Inés Busso

Como es de público conocimiento, desde el día 16 de marzo de este año la DGCyE resolvió, como medida extraordinaria, la suspensión del dictado de clases presenciales en el edificio escuela en concordancia con lo dispuesto por el Ministerio de Educación de la Nación y con el Decreto que declaró la Emergencia Sanitaria, debido a la propagación del virus que causa la COVID-19, en todo el territorio nacional.

Desde ese día la docencia viene realizando un enorme esfuerzo, para sostener la continuidad educativa, enfrentando los diversos desafíos que la coyuntura nos demanda. La escuela sigue enseñando de manera remota; haciendo y pensando acciones pedagógicas, para mantener la vinculación de todas y todos los estudiantes y atender a los contenidos prioritarios y las necesidades propias de esta situación inédita, incluyendo la asistencia alimentaria.

Ratificamos que los docentes queremos volver a las aulas de forma presencial, porque es irremplazable el vínculo personal en el proceso de enseñanza y aprendizaje; cuyo valor educativo es indiscutible. En este contexto, y teniendo como centralidad el cuidado de la salud de todas y todos los trabajadores de la educación y el de la Comunidad Educativa en su conjunto, es que continúan vigente los decretos de suspensión de actividades presenciales en las distintas  instituciones.

 La vuelta a la presencialidad debe darse en el marco de las políticas sanitarias que garanticen:

- El traslado de nuestras alumnas y alumnos a las escuelas; como así también el de las y los trabajadores de la educación.
- Las condiciones de salud, seguridad e higiene en cada uno de los establecimientos del sistema educativo (Gestión Estatal y Gestión privada).
- Además debe definirse la organización institucional y del trabajo docente.

Los Sindicatos que formamos el Frente de Unidad Docente en San Isidro:

- Desconocemos los Protocolos elaborados por el intendente Gustavo Posse y por otros espacios políticos que demandan la presencialidad de las clases.
- Respetamos y trabajamos para que los ámbitos democráticos habilitados para la toma de decisiones educativas, se mantengan en funcionamiento y sea en esos lugares que se garantice el cumplimiento de los derechos de las y los estudiantes y de las y los trabajadores de la educación.

*Agrupamiento de los principales sindicatos de la educación provincial: AMET – FEB – SADOP – SUTEBA – UDOCBA, en su versión local.