Se las conoce con el apelativo de “superbarbijos”. El intendente de San Martín, Fernando Moreira, recibió las mascarillas con triple protección Atom-Protect desarrolladas por las universidades públicas UNSAM y la UBA. Serán destinadas a sectores vulnerados, informó la comuna. Estuvieron el secretario nacional Pyme, Guillermo Merediz, y el rector de la Universidad Nacional de San Martín, Carlos Greco, participaron de la entrega.

Los superbarbijos (Foto INTI)

El intendente de San Martín, Fernando Moreira; el secretario de la Pequeña y Mediana Empresa y de los Emprendedores de la Nación, Guillermo Merediz; y el rector de la UNSAM, Carlos Greco; participaron de la entrega al municipio de 6.000 barbijos con triple protección Atom-Protect, para sectores vulnerados.

Las mascarillas fueron desarrolladas por investigadores de la Universidad Nacional de San Martín y de la Universidad de Buenos Aires, en asociación con el Conicet y la empresa textil KOVI -con plantas en Bella Vista (San Miguel y Lomas del Mirador (La Matanza)- y el apoyo del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo.

Los tapabocas son conocidos como “superbarbijos”. Están compuestos por tres capas de telas antivirales, antibacterianas y antihongos. Y tienen una duración 15 veces mayor que los barbijos descartables, informó la comunicación municipal. El INTI fue el encargado realizar los ensayos microbiológicos para determinar sus propiedades.

Articulación virtuosa

Moreira caracterizó el trabajo colaborativo público-privado como una "articulación virtuosa"

Sobre el trabajo colaborativo, entre el sector público y privado, Moreira señaló: “Hay que destacar la gran articulación virtuosa entre el sector privado, el científico, la UNSAM, la UBA y el Conicet. Todos enfocados en un único objetivo, en este caso corporizado en los barbijos, el  colaborar con la comunidad”.

El intendente valoró el desarrollo tecnológico desplegado para materializar los superbarbijos. En esta línea explicó que “las urgencias de la pandemia generan este tipo de acciones; que permiten llegar a los sectores más necesitados, con un producto de alta tecnología y calidad para que las y los  vecinos puedan estar mejor protegidos”.

Merediz, luego, destacó que “la Argentina produce 23 de los 24 insumos clave” en “una situación de pandemia”; explicó que “puede hacerlo porque tiene un sistema científico-tecnológico y un entramado productivo con capacidad de producción e innovación”; y exhortó “a cuidarlos” pues “nos permitirá construir un desarrollo productivo federal”.

Asimismo, Greco destacó la importancia de la producción de los superbarbijos y su fin social: “En estos actos vemos materializado nuestro sentido.  El rol de la universidad en el siglo XXI, donde investigadores, profesores y estudiantes expresan la vocación de trabajar alrededor del conocimiento, pero por el bien común”.

Esta primera entrega se realizó a través de la Fundación de Innovación y Tecnología (FUNINTEC) de la UNSAM, con la participación de su presidente, Alberto Pochettino. Y los investigadores Roberto Candal y Andrés Krainer, “que formaron parte de este exitoso proyecto reconocido a nivel internacional” destacó la comuna.