Desde la cartera educativa bonaerense se informó que se distribuye en los 135 municipios. Es el Plan Jurisdiccional aprobado por el ministerio de Educación de la Nación, la semana última, para la vuelta a clases presenciales. La Provincia autorizó a  24 distritos del interior a transitar hacia la vuelta a las aulas. Ninguno de ellos es del AMBA. El documento, se informó, contiene especificaciones para estudiantes, familias, docentes, directivos y auxiliares.

Son 24 los distritos que iniciarán clases presenciales desde el 26 de octubre

Desde hoy martes 24 distritos provinciales del interior comenzaron a transitar el regreso a las aulas de manera presencial. El Plan Jurisdiccional fue aprobado la semana última por el ministerio de educación nacional. Y desde el área educativa provincial comenzó a distribuirse en los 135 municipios.

El documento contiene especificaciones para estudiantes, familias, docentes, directivos y auxiliares. Por tal motivo, además de las comunas, tomaron conocimiento del contenido todas las áreas y autoridades del sistema educativo de cada distrito, incluidos los sindicatos (Unidades Educativas de gestión Distrital UEGD).  

El documento contiene medidas y criterios sanitarios de organización escolar y pedagógica; para limpieza, higiene y seguridad de los establecimientos educativos; de uso de transporte público; condiciones de infraestructura escolar y uso de los espacios de la escuela y protocolo  de actuación ante casos de COVID-19. 

Capacitación

La directora general de Escuelas de Provincia, Agustina Vila

En esta línea, todo ese andamiaje educativo se capacitará y comenzará a instrumentar el plan, según las particularidades de cada institución educativa. Los primeros en volver a las escuelas serán las/os directivos, docentes y auxiliares especificó la directora general de la DGCyE, Agustina Vila.

En los distritos donde las condiciones epidemiológicas permitan la presencialidad, las escuelas deben elaborar su Plan Institucional para el regreso progresivo; para lo cual trasladarán las especificaciones del plan a las características de cada escuela.

“Es un Plan para el que trabajamos mucho tiempo, con los lineamientos federales; y el acompañamiento del ministerio de Salud; el gabinete de ministros; los expertos que asesoran al gobierno; y los representantes de las y los trabajadores docentes y auxiliares”, explicó Vila.

Vila informó que se limpiará y desinfectará cada establecimiento según los protocolos; y se planificará la continuidad pedagógica según los contenidos curriculares priorizados, en formatos que contemplen la actividad educativa presencial y también la no presencial.

“Iremos informando a las familias cada decisión que tomemos –adelantó la titular de la educación provincial- Han hecho un importante esfuerzo en este tiempo. Y sabemos que toda decisión, respecto de la escuela, impacta en las y los estudiantes pero también en las rutinas y organización de la vida cotidiana de toda la comunidad”. 

La nueva rutina escolar

El Intendente de 9 de Julio, Mariano Barroso, uno de los distritos con clases presenciales

El Plan establece que los horarios, de ingreso y egreso serán alternados para los distintos grupos. Para que compartan estos momentos la menor cantidad de personas y haya menor concentración en la vía pública. Para ingresar a la escuela, las y los trabajadores deben tener el permiso de la aplicación CUIDAR.

Según se informó, asimismo, el estudiantado deberá llevar, en su cuaderno o carpeta, una declaración jurada, firmada por la persona adulta responsable, como constancia de que se encuentra en condiciones de asistir. Al ingreso se tomará la temperatura corporal, que debe ser como máximo de 37.4°.

La división de grupos de estudiantes se realizará en tantos subgrupos, como sea necesario, para cumplir con el distanciamiento preventivo (2 metros en espacios comunes; 1,5mts. en aulas, entre estudiantes; y a 2 metros del docente a cargo del curso), con un máximo de diez estudiantes por salón.

Durante la primera etapa del regreso, la jornada tendrá noventa minutos de dictado de clase en forma continua, sin recreo. Los bloques de clases de las distintas secciones serán en horarios distintos, de modo que cohabiten la escuela, simultáneamente, la menor cantidad de personas posible.

Enseñanza integrada

Sobre los hábitos de las y los estudiantes, el Plan indica sanitizar la mochila antes de salir de casa y al llegar a la escuela; dejarla fuera del aula mientras están en clase, higienizarse las manos en períodos máximos de 90 minutos y al manipular objetos; evitar compartir útiles, comidas y bebidas; y el contacto físico.

El mismo grupo de estudiantes, se informó, tendrá un encuentro por semana y quienes cursen el último año de cada nivel tendrán tres encuentros semanales para abordar los denominados “contenidos prioritarios”, definidos por las y los docentes de cada grupo a partir de los lineamientos emanados de la cartera educativa.

El Plan expresa, claramente, destaca la información, que el trabajo presencial debe integrarse con las tareas pedagógicas que continuarán realizándose de manera no presencial. En la segunda etapa, se irá ampliando la cantidad de matrícula que comenzará a tener clases presenciales, según lo permita la situación epidemiológica.

En esta segunda etapa, se indica, las instituciones educativas pondrán en marcha diferentes modelos de presencialidad, conforme a las definiciones sanitarias y también, a las particularidades que presenta cada establecimiento educativo, por ejemplo, en relación a su infraestructura, explicó la comunicación oficial.

Protocolos para el funcionamiento escolar

El documento del Plan Jurisdiccional para el regreso seguro a las clases presenciales es extenso; y contiene también protocolos anexos. Algunos de estos protocolos  comenzaron a llevarse a cabo  desde el inicio de la pandemia, y regulan actividades específicas relacionadas con la cotidianidad de la vida escolar, se informó.

Uno de ellos, el Protocolo de Limpieza y Desinfección para Establecimientos Educativos en Contexto COVID-19, establece orientaciones para realizar estas actividades, la periodicidad, identifica superficies en las escuelas, y el uso correcto para “un resultado eficiente” y  el cuidado de la salud de las/los trabajadores.

Desde la DGCyE calcularon que en 2020 se septuplicaron los recursos para limpieza respecto a 2019. Otros anexos disponen medidas frente a un caso de COVID-19 en la escuela; el uso de las bibliotecas escolares y la prevención en el transporte escolar, sea el acondicionamiento de vehículos o el comportamiento de pasajeros.

El Plan fue elaborado por la DGCyE, informó la cartera educativa, y enriquecido a partir de un amplio trabajo de análisis y los aportes de las distintas asociaciones de representación sindical en los ámbitos de la Mesa de Cogestión (Artículo 9 de la Ley 10.579) y del Comité Mixto Jurisdiccional.

Desde la DGCyE explicaron que el plan partió de “la situación epidemiológica actual y el conocimiento disponible hasta la fecha”. Por lo tanto, destacaron “su contenido podrá ser revisado ante los cambios que se produzcan en el contexto de la enfermedad o las nuevas evidencias sobre el comportamiento de la COVID-19”.

GC