Los 73 árboles están en el emprendimiento inmobiliario, Domus Parque, de 16 pisos y 3 subsuelos en la avenida Maipú 1871. El proyecto solo mantendrá en su lugar 27. Y el resto de la añosa vegetación será talada, pese a que se sabe lo dañosa que es la desforestación para el medioambiente; o reubicada. Vecinos y grupos ambientalistas de Vicente López reclaman al municipio que gestione para salvar las especies, muchas de las cuales son únicas en la región.  

De 73 árboles solo se salvarán 27 reclaman los vecinos y agrupaciones de Vicente López (Foto informe vecinos y agrupaciones)

La intendencia de Vicente López no se caracteriza por tener una mirada friendly con el medioambiente. A esta altura esto es conocido por las excepciones al código urbano que dejó avanzar en el Deliberativo; y por las obras que encaró ad hoc en la ribera pública aprovechando la quietud de la pandemia (camino en la reserva ecológica).  

En este contexto, varios vecinos interesados, y ambientalistas, le reclaman al gobierno municipal que salve los 73 árboles que va a malograr el emprendimiento inmobiliario Domus Parque, en la avenida Maipú 1871; con un proyecto inmobiliario de 16 pisos (132 unidades residenciales y 159 oficinas).

La información la recabaron y difundieron los propios vecinos y agrupaciones vecinales. Un colectivo conformado por vecinos, entidades de la sociedad civil, organizaciones sociales y concejales/as mandato cumplido. El informe tiene tres páginas, sin espacios, está documentado con fotografías, y contextualiza pormenorizadamente la  situación.

Arboleda maltratada

Según el elaborado documento, la constructora solo va a dejar en su sitio 27 árboles. Otros 17 los va a reubicar en el mismo predio y el resto los talará. El informe ejemplifica la pérdida con tres ejemplares únicos en la región, uno de los cuales será talado directamente (ombú de alta y desconocida edad); y dos removidos.

El estudio dibujado para la desarrolladora dice que son árboles "en estado de decrepitud" algo que en las fotos no se trasluce (Foto informe vecinos y agrupaciones)

El informe explica que entre los ejemplares que se removerán están un azota-caballos (Luehea divaricata), especie nativa, “de porte y edad inéditos en un ámbito privado de Vicente López”; y “una palmera llamada Butia Yatay que se halla en extinción en su ecosistema natural, de crecimiento particularmente lento”.

Los vecinos también ponen en tela de juicio los “estudios” de impacto ambiental y urbano. Dibujados a medida de quien los pagó, la desarrolladora inmobiliaria. Y aceptados burocráticamente por la intendencia. Más para que la obra se concrete, que para proteger el bienestar vecinal y el hábitat de una zona densamente poblada.

Estudios a medida

En el impacto ambiental, por ejemplo, se sostiene que se trata de “una población de árboles sin protección legal y en estado de decrepitud”. Algo que unas fotos tomadas en octubre de 2020 desmienten "y bastaría acercarse al lugar para observar el buen estado general de la arboleda”.

En esta línea el informe de los vecinos sostiene que AYSA y Edenor, que otorgaron la factibilidad de la obra, “siempre hacen evaluaciones favorables para esos proyectos. Pero la realidad que luego padecemos los vecinos es muy diferente: cortes de energía eléctrica frecuentes, baja presión de agua, desbordes cloacales en las veredas”

Av. Maipú 1871, un proyecto que recauda renta para la intendencia y preocupación para los vecinos

Sobre el “estudio de tránsito” los vecinos objetan que “se limita a la avenida Maipú y no se hace ninguna referencia a la mayor afluencia que habrá en la ya saturada calle Lisandro de la Torre que se usa como alternativa a la Avenida –cuando se colapsa el tránsito de vehículos particulares por el Metrobús”.

Y advierten que por Lisandro de la Torre transitarán vehículos de residentes del Domus Parque hacia la CABA o hacia el sur. Luego revelan que el estudio no analiza la calle Hipólito Yrigoyen “que también verá aumentada su afluencia de tránsito si consideramos el edificio que hoy se halla en construcción en su esquina con avenida Maipú”.

Decisión política

Los vecinos, en el informe, también revelan “picardías” de la intendencia para que la información pública “inconveniente” no fluya. Por caso, dicen que “no es común” que el municipio publique los edictos de interés general en su página oficial.Además revelan, que en plena pandemia, invitaba a tomar vista del expediente “en forma presencial”.

Esto último no es un dato menor, revela también el informe, teniendo en cuenta que el estudio de impacto estaba digitalizado. Y Vicente López usa herramientas digitales para publicitar acciones de gobierno. El informe, hacia el final, también indica que el uso del pulmón verde en Maipú al 1.800 no surgió de buenas a primera en estos días.

Hace años –especifica el informe- que los vecinos venían manifestando su preocupación por este predio y pidiendo que el municipio lo adquiriera para constituirlo en un espacio verde público y proteger las especies que allí habitan”. Para los vecinos priorizar el interés privado “se trata de una decisión política” de la intendencia.

“Conservar este lugar como área verde –advierte el informe de estos vecinos de Vicente López- cobra particular relevancia frente a la situación que atravesamos: como planeta, debido al cambio climático; como localidad, por el acelerado e irresponsable cambio del perfil urbano que está generando un colapso urbano ambiental evidente”.

Gustavo Camps