El presidente Alberto Fernández anunció esta tarde que ya no regirá el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO) en el Área Metropolitana de Buenos Aires; y pasará a una etapa de Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (DISPO) hasta el 29 de noviembre. Además, detalló que la Argentina podría tener vacunas en diciembre y que el Gobierno trabaja para asegurar que lleguen a todo el país.

Fernández: disponer nuevas medidas “no quiere decir que el problema se haya resuelto”

Desde la residencia de Olivos, el Presidente anunció que el AMBA pasa a una etapa de distanciamiento y deja el aislamiento ASPO. Pero el transporte público seguirá siendo exclusivo para los autorizados por actividades esenciales. Las actividades que supongan aglomeraciones en lugares cerrados, asimismo, continuarán prohibidas.

Otro anuncio de importancia para nuestra región es que los lugares de esparcimiento, como bares y restaurantes, solo podrán funcionar en las condiciones que las y los intendentes dispongan. Fernández también informó que en 10 provincias seguirán con el ASPO pues sus casos no bajaron o aumentaron en las últimas dos semanas.

Fernández informó que comienza a verse un amesetamiento o aplanamiento de la curva de contagios de coronavirus, es decir dejaron de aumentar los casos de COVID-19. Se mostró optimista en que la curva  “después empiece a ceder”. Y valoró el trabajo conjunto con los gobernadores y el jefe de gobierno de la CABA.

El Presidente explicó que la situación actual “nos da una relativa tranquilidad porque pareciera ser que, seguir cumpliendo con las pautas sanitarias, seguramente pueda ayudarnos a conseguir los objetivos que buscamos”. El mandatario insistió en que disponer nuevas medidas “no quiere decir que el problema se haya resuelto”.

Vacuna rusa

Fernández: "vacunar “exige organizar toda una logística que permita llegar rápidamente a cada rincón"

Fernández, como en otras oportunidades, acudió  “a la responsabilidad colectiva y a la responsabilidad social ciudadana” pues “el problema aun está latente” expresó. Luego le dedicó tiempo a explicar la situación sobre las vacunas, y anunció que es probable que para fines de diciembre la Argentina disponga de dosis de la vacuna rusa.

“Si todo va bien –señaló el Primer Mandatario- a partir de finales de diciembre” la Argentina podría disponer de 10.000.000 de dosis de la vacuna desarrollada por Rusia,un tema que según informó, había hablado hoy mismo en una comunicación con el presidente de ese país, Vladimir Putin.

“Hemos logrado avanzar y dar pasos importantes”, aseguró el Presidente. Luego agregó que el gobierno trabaja con el fondo soberano de Rusia para acordar directamente de Estado a Estado, la provisión de vacunas. Como se conoce internacionalmente, la vacuna rusa está en etapa de estudio.

En esta línea el Presidente reveló que se trabaja “prácticamente online con los estudios de la fase 3 (…) Con la idea de que la ANMAT –el organismo argentino de control de medicamentos- cuente rápidamente con la información para probar la vacuna, si es que está en condiciones de ser aprobada”, destacó.

Otras vacunas

El Presidente anunció que el gobierno también firmó acuerdos con Pfizer, AstraZeneca, Oxford, y con una de las vacunas chinas

También informó que el Gobierno firmó acuerdos con otros laboratorios. Por caso, informó que hay posibilidades de vacunar a 750.000 personas con la vacuna de Pfizer, en diciembre. Y a partir de marzo “con la vacuna de AstraZeneca y Oxford; y también hemos hecho un acuerdo para buscar una de las vacunas chinas”, enumeró.

Las vacunas, consideró el presidente Fernández, “tienen, por su naturaleza un nivel de calidad técnica, un respaldo tecnológico y científico de altísima calidad en todos los casos”. También destacó que vacunar “exige organizar toda una logística que permita llegar rápidamente a cada rincón, y en ese punto se está trabajando hoy en día”.

En ese sentido, evaluó que poder vacunar “exige un enorme esfuerzo”. Y no dejó de afirmar que el Gobierno busca “que los argentinos puedan contar, lo más rápido posible, y en la cantidad suficiente, con la vacuna que nos permita terminar con este tiempo de pandemia y recuperar la vida que hoy se ha visto alterada”.

El presidente Fernández adelantó que se creará “una suerte de gran comando” que él mismo encabezará, con los ministerios de Salud, de Defensa, de Seguridad y del Interior, para organizar la vacunación, “en contacto con las 23 provincias” y la CABA.  Al final  valoró el compromiso conjunto demostrado por la comunidad en la pandemia.

AA