El área de mediación municipal interviene en entredichos entre vecinos para concretar acuerdos voluntarios que eluden conflictos mayores. Durante 2020, en el contexto de pandemia, se realizaron más de un centenar de audiencias. Fue bajo la modalidad de plataformas digitales. En general se trata d desavenencias menores entre vecinos por ruidos molestos, medianeras, basura. No se tratan cuestiones laborales ni penales.

Contacto es por correo electrónico a serviciodemediacion@tigre.gob.ar

La solicitud de mediación se hace por correo electrónico o por la web municipal

A través del área de Mediación, el municipio de Tigre ofrece a la comunidad una vía para solucionar conflictos entre vecinos de manera ágil, gratuita y confidencial. El servicio apunta a cooperar. Y asiste en la resolución de desacuerdos menores pero que suelen afectar la relación entre vecinos.

El servicio de mediación, se informó, utiliza la comunicación directa; y la generación de consensos entre las partes. Para iniciar el reclamo se puede establecer contacto vía Email a serviciodemediacion@tigre.gob.ar. Además, se puede realizar la solicitud en las delegaciones municipales; o con el formulario en la página web.

Solicitud vía web: http://www.tigre.gov.ar/tramites/mediacion

El procedimiento es sencillo. Ante el requerimiento de mediación de una persona, se invita, con una cédula de notificación, a la otra, para concurrir a la audiencia. Durante el encuentro el mediador buscará los puntos de coincidencia entre los citados para llegar a acuerdos voluntarios, con alcance de acuerdos privados.

Se puede llegar a un acuerdo también por videoconferencia

En épocas normales, según se informó, la dependencia municipal atiende un promedio de 600 a 1000 audiencias anuales. En 2020, con la pandemia de COVID-19, el área adaptó su modalidad de operación a las plataformas digitales. Ese año se llevaron adelante aproximadamente 100 encuentros virtuales.

Así se logran acuerdos totales entre los vecinos, acuerdos parciales, y es posible que la mediación no llegue a buen puerto. Esto último, por lógica, se caracteriza como un “no acuerdo”. En todos los casos se confecciona un acta formal sobre la gestión. Las temáticas suelen ser variadas, pero se circunscriben a la relación entre vecinos.

 Desde ruidos molestos, incomodidad por árboles u otras plantas, problemas con medianeras o espacios linderos y limpieza, entre otras. El servicio no trata temas laborales, causas penales y contravenciones, o con denuncia penal previa, acción judicial iniciada y conflictos de derecho de familia.