Tigre difundió recomendaciones de la Prefectura Naval para navegar por ríos y arroyos de forma segura y también preservar la seguridad de vecinos y turistas. Ante cualquier emergencia, los interesados pueden comunicarse al 106 Emergencias náuticas o por canal 16; como también a los servicios municipales: 5288-3400 (Centro de Operaciones Tigre-COT); y 4512-9999 (Servicio de Emergencias Tigre – SET).

Servicios municipales: 4512-9999 (Tigre–SET); y 5288-3400 (Tigre-COT).

El municipio de Tigre difundió una serie de recomendaciones de la Prefectura Naval Argentina (PNA), para navegantes de embarcaciones a motor, por las aguas del delta del Paraná y otros cursos. La premisa, destacó la comunicación municipal, es prevenir accidentes y mantener la seguridad tanto de los turistas como de la comunidad isleña.

En el marco de la campaña “Verano Seguro”, la PNA emitió recomendaciones para la navegación deportiva. Ante emergencias, se puede llamar al 106 Emergencias Náuticas o por canal 16; asimismo, a los servicios municipales 4512-9999 (Servicio de Emergencias Tigre–SET); y 5288-3400 (Centro de Operaciones Tigre-COT).

Entre las sugerencias se destacan la necesidad de ventilar el compartimento del motor y las sentinas (aguas para expulsar). También prestar atención a que no haya combustible derramado ni olor;  y si es así, no encender el motor. También controlar que el venteo (sistema de eliminación de aire) del tanque de combustible esté abierto.

Seguridad propia y ajena

Las recomendaciones previenen la seguridad de la propia embarcación y las otras

Las recomendaciones difundidas por el municipio de Tigre también sugieren verificar siempre el motor, cada vez que debe ser puesto en marcha, sin omitir detalle alguno. Igual chequear las conexiones de la batería. Pero también indican pautas de navegación para no ser fuente de inseguridad para otros/as navegantes.

Por caso, se recomienda respetar la carga máxima de la embarcación; así como la cantidad de personas a bordo, según lo especificado por el astillero. Esto para no generar sobrecargas. Y se recomienda llevar a bordo un chaleco salvavidas, con silbato adosado, por cada uno de los tripulantes. Los menores deben llevarlo colocado.

Los menores de edad y las personas sin carnet habilitante, asimismo, no pueden ni deben  conducir embarcaciones bajo ningún punto de vista. Las normas difundidas indican que es importante que se timonee la embarcación, en una posición donde se tenga buena visibilidad, más allá de la proa de la lancha.

Es preciso reducir la velocidad y aumentar la distancia al sobrepasar a otra nave. En la foto el Río Tigre, cerca de la estación Fluvial

También se indica que es preciso reducir la velocidad y aumentar la distancia al sobrepasar a otra nave. Y además, se recomienda respetar las embarcaciones a remo y a sus navegantes; pasar cerca de ellos puede hacerles perder la estabilidad, lo que atenta contra su seguridad e incluso la vida de sus tripulantes.

Para navegar dentro de la ley, asimismo, se deberán tener en cuenta una serie de  equipamientos, según la navegación que se realizará, establecidos en el Anexo “A” de la Ordenanza 1/18 Régimen de las Actividades Náutico-Deportivas, informó la comunicación municipal; y enumeró una serie de equipos y más sugerencias. .

Equipo básico y obligatorio de seguridad:

•Bengalas rojas vigentes.
•Remos pala bichero (se aconseja llevar dos).
•Linterna de mano estanca (bien sellada) con pilas en buen estado.
•Matafuego a mano, aprobado por Prefectura y con fecha vigente.
•Balde de achique (extracción de agua).
•Ancla, cadena y cabo, acorde al tamaño de la embarcación.
•Botiquín de primeros auxilios.
•Espejo de señales (para emitir mensajes de socorro)

Navegantes a remo: también se los debe respetar

Para prevenir incendios a bordo, se deberá tener en cuenta:

No realizar trabajos de limpieza utilizando naftas o combustibles livianos.
•Verificar el vencimiento y estado de los extintores a bordo.
•No dejar trapos o estopas sucias, embebidas con grasas o combustibles y, muy especialmente, en zonas próximas a puntos de elevadas temperaturas.
•Chequear que no existan filtraciones o goteos de tanques, filtros, tuberías y demás elementos y componentes del sistema de combustible.
•Constatar que exista una eficiente ventilación, particularmente cuando la embarcación se encuentra detenida.
•Al efectuarse el embarque de combustible deben evitarse los derrames del mismo, muy especialmente hacia el interior de la embarcación.
•Comprobar que las aspiraciones y el sistema de achique de sentina funcionen correctamente y se encuentren libres de obstrucciones.

•Revisar la correcta aislación térmica de los tubos de escape de motores y que estos se encuentren debidamente alejados de los tanques de combustible.

•Se recomienda el empleo de múltiples de escape, refrigerados por agua de circulación.
•Evitar la acumulación de suciedad en el motor y sus accesorios, especialmente de grasas, aceites y combustible.
•Si se llevan garrafas a bordo, es recomendable el uso de detectores de gases de sala de máquinas y de gas.
•Se recomienda el recorrido constante del sistema de cañerías de garrafas, de poseerlo, acorde a la Ordenanza 5/2000 Normas De Seguridad Para La Instalación A Bordo De Artefactos De Uso Doméstico, que utilicen Gas Licuado De Petróleo (GLP).
•Recordar cerrar las garrafas luego de su uso para evitar acumulación de gases en caso de haber una pérdida.
•El guardado de tanques de combustibles (nafta), de motores auxiliares, debe hacerse en lugares ventilados, y no en lugares cerrados donde pueda producirse acumulación de gases.
•No arrojar colillas de cigarrillos al piso.