La CGT Zona Norte y varias asociaciones sindicales la pusieron en valor y está como nueva, tanto en el exterior como en sus ambientes interiores y el amplio fondo con jardín.  Es la residencia que le compró el movimiento obrero al ex presidente Juan Domingo Perón, a su regreso del exilio en España en 1972. Está en Gaspar Campos 1065. El Presidente fue recibido por el ferroviario, Ricardo Lovaglio, secretario general de la CGT Zona Norte, que actualmente,

Desde fines del año último la CGT Zona Norte y sindicatos de diferentes rubros restauraron la histórica propiedad

La casa de Gaspar Campos 1065 es patrimonio histórico nacional y provincial, y patrimonio cultural del municipio de Vicente López. En los años ´70, tras su regreso del exilio, después de 17 años, vivió allí el general Juan Domingo Perón antes de acceder a su tercer mandato presidencial. Fue una compra del movimiento obrero.

Con la asunción de Perón, en octubre de 1973, la casa pasó a segundo plano. Luego por el paso de los años y el proceso sucesorio, se fue resintiendo naturalmente. Pero desde fines de 2020, por mandato del Partido Justicialista bonaerense, se hizo cargo la CGT Zona Norte, que conduce el ferroviario Ricardo Lovaglio.

Futuro y reencuentro

Lovaglio: la casa es y será la casa del reencuentro de los argentinos

La CGT Regional convocó a varios sindicatos y coordinó una obra de puesta en valor que dejó la propiedad como nueva. El frente está pintado de blanco, los interiores recuperados y pintados, los pisos de las tres plantas restaurados y plastificados, y el amplio jardín del fondo luce el césped recortado y la pileta con agua transparente.

A la casa de Perón restaurada, llegó este fin de semana largo, el presidente de la Nación, Alberto Fernández, con la primera dama,  Fabiola Yañez. El ferroviario Lovaglio ofició de anfitrión. Fernández visitó el lugar tras confirmarse que encabeza una lista de unidad para presidir el Partido Justicialista a nivel nacional.

Gaspar Campos 1065, una casa con historia en Vicente López

Lovaglio agradeció la visita de Fernández –“es un honor para los trabajadores que el Presidente haya venido a ver cómo quedó la casa del general” dijo en declaraciones a la prensa- y consideró que la propiedad “sin duda es un icono del peronismo, pero además de la historia de nuestro país”.

El ferroviario informó que en algunos de los ambientes, cuando la pandemia lo permita, se organizarán capacitaciones para los trabajadores. Luego explicó que “en el pasado esta fue la casa de Perón. Pero para nosotros ahora en el presente, y para futuro, es y será la casa del reencuentro de los argentinos”.  

AA