En el contexto del caso del vacunatorio, por fuera del plan para vacunación, que eyectó a un ministro nacional, y el lanzamiento del Consejo Económico y Social, por parte del Presidente, con referentes de todos los sectores, para construir políticas a largo plazo, el secretario general de la CGT Zona Norte, Ricardo Lovaglio, apela a debatir por el bien común; a no repetir errores; y a tener prioridades como el respeto y la solidaridad. En medio de tanta caza de brujas, crucifixiones digitales y caída de ídolos que jamás quisieron serlo, resulta de interés su punto de vista.

Por Ricardo Lovaglio*

Son muchas las acciones que el gobierno puso en marcha en defensa de los más necesitados. En general políticas a largo plazo que mejoren la calidad de vida y logren un ascenso social sostenido.

Las acciones individuales no pueden empañar las gestiones  que se llevan adelante en beneficio de los más carenciados.

El comienzo de un debate, donde todos los actores sociales puedan estar representados, nos da la certeza de la voluntad del gobierno de mejorar la calidad de vida de sus representados; evitando repetir errores o tratando de achicar diferencias para construir mejores políticas inclusivas.

Comenzar un debate donde todos podamos opinar. Y de esa manera, con la lógica del dialogo y del encuentro, construir un futuro donde la disidencia no sea una mera chicana. Y sirva para aportar ideas que hagan o generen acciones para el bien de la comunidad es una deuda que tenemos como individuos.

El bien común no se hereda, se construye con acciones individuales pensando siempre que la prioridad es el respeto, y la solidaridad con nuestros semejantes.

* Ricardo Lovaglio. Secretario General de la CGT Zona Norte, dirigente de la Unión Ferroviaria UF