El colectivo de Actrices Argentinas se expidió por el Día Internacional de la Mujer sin eufemismos. Explicaron por qué fueron al paro internacional de mujeres. En rigor al final el comunicado invita a las marchas que durante la jornada del 8M se repitieron en plazas y lugares públicos en varios puntos del país. Marcharon las mujeres para plantear sus derechos y reclamar el respeto a los básico, sus vidas. Pero no se trata de una mera convocatoria. De ahí el valor de la pieza para publicarla, incluso cuando las mujeres cumplieron con creces su activismo durante la jornada.

Por Actrices Argentinas*

Uno de los flyer de la colectiva de actrices argentinas

Nuestras vidas importan pero la violencia recrudece. Todos los días nos matan pero las políticas y los recursos que destina el Estado para protegernos de ningún modo alcanzan. El 8 de marzo paramos porque el sistema judicial que debería cuidarnos de nuestros agresores desoye nuestras denuncias y en lugar de soluciones ofrece obstáculos.

Paramos porque en este mundo del revés se duda sistemáticamente de la víctima, se la maltrata y desgasta. Sin patrocinio jurídico gratuito con perspectiva de género es ella la que tiene que custodiar que se cumplan las medidas cautelares o denunciar que se violaron las perimetrales, es ella la que tiene que vivir encerrada y con miedo mientras su victimario se mueve libre e impune.

Es ella la que es sometida a todo tipo de pericias que la revictimizan. La que es humillada en las comisarías y juzgados. La que es obligada a golpear las puertas de una justicia ciega y sorda que en un inmenso porcentaje llega tarde y cuando emite sus fallos lo hace de manera aberrante. Es ella la que después de haber hecho  innumerables denuncias termina acorralada y muerta.

Paramos porque parece que por las víctimas de feminicidios y transfeminicidios reclamamos y luchamos sólo nosotrxs como si esta no fuera una problemática que  involucra a toda la sociedad. ¿Hasta cuándo? ¿Hasta cuándo los jueces y juezas, los funcionarios que cada día incumplen con la debida diligencia y nos dejan desamparadas, van a seguir gozando de sus privilegios y ocupando sus cargos?

¿Hasta cuándo las fuerzas de seguridad van a seguir cobijando a sus miembros criminales (uno de cada cinco feminicidios son perpetrados por ellos)? ¿Hasta cuándo la locura femicida, que no para hasta lograr su cometido, va a tener el camino libre? Paramos porque la cultura en la que vivimos nos explota, cosifica y naturaliza la violencia que sufrimos.

Porque nuestras vidas sí importa. El 8 de marzo paramos y salimos a la calle con cuidados para decir BASTA. Nos encontramos a las 17 horas en la plaza del Congreso y en todas las plazas del país.

*agrupación de actrices que luchan por los derechos de las mujeres en la Argentina