Bajo protocolos sanitarios y aulas adaptadas, ayer los chicos de primero y segundo año de la Escuela Municipal Malvinas Argentinas retomaron la asistencia presencial. Este jueves se sumarán tercero, cuarto y quinto. Mientras que sexto se incorporará el lunes 15 de marzo, informó el municipio en una comunicación.

Primero y segundo comenzaron. Este jueves 11 se sumarán tercero, cuarto y quinto, informó la comuna

La Escuela Secundaria Municipal Malvinas Argentinas, de Beccar es una de las que retomó las clases presenciales en San Isidro. “Hasta el momento el balance es sumamente positivo. No tuvimos que suspender ninguna burbuja por un docente ni un alumno”, evaluó Marisol Reigosa, titular de Educación del municipio.

La funcionaria repasa las medidas de prevención contra la COVID-19. Respetar el distanciamiento social, lavado de manos frecuente y la ventilación. “Con estas medidas  es muy difícil que se produzca un contagio dentro de la escuela”,  asegura. En la secundaria, el regreso comenzó con los primeros dos años.

El protocolo

El lunes 15 comenarán las clases presenciales los alumnos y alumnas de sexto

Ayer lunes iniciaron las clases presenciales los chicos y chicas de primero y segundo año. Este jueves 11 se sumarán tercero, cuarto y quinto. Mientras que sexto se incorporará el lunes 15 de marzo, informó el municipio en una comunicación. Los protocolos se repiten en cada establecimiento para poder ingresar seguros

Se toma la temperatura (debe ser menor a 37.5º C para evitar inconvenientes, destaca el municipio). Al aplica  alcohol en gel en las manos y se desinfecta el calzado. El uso de tapabocas es obligatorio. En las aulas los bancos individuales están separados por un metro y medio entre sí, y a dos metros del profesor.

El edificio de la secundaria municipal

Los recreos son de manera escalonada, es decir, salen por turnos de a dos grupos de acuerdo con la burbuja. El distanciamiento es clave, no se puede perder en el patio. Justamente, en el patio se dispuso doble entrada para evitar las aglomeraciones. Volver a clases presenciales es un riesgo calculado.  

“Fue un inicio muy emotivo. Estábamos a la espera de vernos las caras con los alumnos después de tanto tiempo de virtualidad. Tuvimos que realizar una contextualización de los contenidos para que los alumnos se puedan adaptar”, describe el profesor,  Diego Hiroz; enseña  historia y construcción de ciudadanía.