En declaraciones a la prensa analizó la información que trascendió sobre el préstamo del FMI que recibió el país durante la gestión Macri; así como la información sobre una denuncia contra su mujer, Soledad Quereihac, en el marco de los dichos de, Beatriz Sarlo, meses atrás que deslizó que le habían ofrecido vacunarse “por debajo de la mesa”, algo que después no reafirmó en sede judicial.

El Gobernador calificó como "absolutamente ridícula la campaña contra su mujer" (foto referencial)

“Estamos en un año electoral pero mientras nosotros avanzamos con la campaña de vacunación, desde la oposición están haciendo una campaña sucia”, evaluó el gobernador bonaerense, Axel Kicillof. Y luego explicó: “Hay sectores que buscan un titular en un diario. Y hacen denuncias que, si el aparato judicial no estuviera politizado, no durarían ni un segundo”.

Días atrás se conoció un denuncia de referentes de Juntos por el Cambio contra la mujer de Kicillof, Soledad Quereijac. Se la pretendió involucrar en dichos públicos de la politóloga, Beatriz Sarlo, sobre que había recibido “por debajo de la mesa” un ofrecimiento para vacunarse contra la COVID-19. Luego Sarlo no lo reafirmó en sede judicial, y reconoció que se equivocó al afirmar eso.

Kicillof, que fue ministro de Economía de la Nación, entre 2013 y 2015, también se refirió al anuncio del Presidente, sobre la querella a miembros de la gestión anterior por la deuda con el FMI contraída, considerada muy alta, y evaluó: “El criterio que planteó el ministro Martín Guzmán para analizar la sostenibilidad de la deuda en las reestructuraciones es el método correcto”.

Lawfare

Respecto de la campaña de vacunación Kicillof informó: “Hemos vacunado a gran parte del personal de salud, que era la primera meta" (Foto referencial)

Para el Gobernador “se aprobó el crédito más grande de la historia del organismo sin seguir los pasos administrativos que corresponden. Incluso el FMI entregó un crédito fuera de su estatuto Porque el dinero se utilizó para la fuga de capitales”.  Luego enfatizó que el Presidente “desde el inicio de su gobierno marcó que había que terminar con los sótanos de la democracia y la politización de la Justicia”.

Sobre la denuncia a su mujer, Kicillof evaluó que “demuestra una actitud cobarde y casi mafiosa con la que quieren perseguir y amenazar a mi familia”. También la calificó como “absolutamente ridícula” igual que este episodio judicial que no tiene ningún asidero”. El Gobernador sostuvo que “demuestra cómo funciona el lawfare: vínculos con determinados círculos del Poder Judicial, medios de comunicación y el macrismo, con el objetivo de perseguir”.

Respecto de la campaña de vacunación Kicillof informó: “Hemos vacunado a gran parte del personal de salud, que era la primera meta. Digo gran parte porque aún se siguen inscribiendo. Después empezamos con los mayores de 70 años y, con las vacunas que todavía no tienen autorización para ellos, inoculamos a docentes, policías y otros grupos de riesgo”, explicó

“Aunque estén tratando de politizar la campaña de vacunación –señaló el gobernador Kicillof en una nota con la radio AM 750-  estamos aplicando más de 50.000 dosis diarias y hemos planificado todo para que se pueda avanzar de la forma más cómoda y rápida posible”.