El presidente Alberto Fernández anunció esta noche una serie de medidas que regirán desde las 0 del viernes 16 en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) con el objetivo de contener el crecimiento desmedido de los contagios de coronavirus, que hoy ascendieron a 25.157 casos en todo el país y solamente en Buenos Aires y la CABA sumaron 15.899, la mayoría de estos en los municipios que con la CABA conforman el AMBA.

Las normas abarcan la reducción de la circulación entre las 20 y las 6: la suspensión de las actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas en lugares cerrados; y el cierre de comercios a las 19; mientras que las actividades gastronómicas podrán funcionar con entrega a domicilio luego de este horario.

Además, desde el lunes 19 hasta el viernes 30 los tres niveles educativos deberán volver a ser virtuales en el AMBA. El gobernador Axel Kicillof aplaudió la medida de Nación; en la CABA fuentes oficiosas sostenían que el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, no acuerda con la educación virtual, y lo anunciará mañana.  

“El virus nos está atacando y lejos está de ceder” sostuvo el Presidente –paciente él mismo, con coronavirus, actualmente- en la Quinta de Olivos, desde donde se dirigió al país para anunciar la nueva etapa, con vigencia hasta fin de mes. E Presidente reveló  que la decisión provino de ver cómo se disparaban los contagios.

“Hoy preferí hablarles nuevamente –dijo el presidente Fernández- y tomar medidas porque creo que lo que hemos intentado la semana pasada ha sido poco a la luz de muchas cosas que hemos visto ocurrir a lo largo de este fin de semana en el Área Metropolitana de Buenos Aires”, enfatizó.

Las reuniones sociales

Fernández reveló que “hace apenas un mes, acumulamos 45.498 casos de contagios; mientras que la semana que acaba de terminar acumulamos 122.468 casos; y la semana que transcurre seguramente va a superar esta cifra”. En efecto, esta semana se dio el día con más contagios de la pandemia, 27.001 casos en un día.

“El contagio no está en las fábricas. No está centralmente en los negocios; que con distancia social pueden atender a los clientes. El problema central está en las reuniones sociales donde la gente se distiende; y en ese momento de distracción, de esparcimiento, es mucho más fácil contraer el virus”, evaluó.

El mandatario pidió que “los gobiernos provinciales y municipales fiscalicen las decisiones que tomamos. Y las hagan cumplir”. “Lo que más necesitamos es que ustedes, argentinos, argentinas, entiendan que el cuidado individual es central. No solo para que no nos contagiemos nosotros, Sino  para no contagiar al otro”, enfatizó.

El Presidente adelantó que llegarán más vacunas este fin de semana –por el sistema de cooperación COVAC-  y destacó que el Gobierno nacional está llevando a cabo “un esfuerzo enorme para que el proceso de vacunación no se interrumpa en un mundo que definitivamente no ofrece las vacunas que se necesitan”.

Las vacunas

Señaló que la ley da potestad a las provincias para gestionar compras de vacunas. Pero “las vacunas están siendo acaparadas por un número muy reducido de países”. “Nosotros estamos entre esos países que irónicamente tienen cierto privilegio de poder seguir accediendo a vacunas y vacunando a su pueblo”, consideró.

El cumplimiento de las medidas estará a cargo de las fuerzas federales, mientras que las Fuerzas Armadas colaborarán con la atención sanitaria donde sea necesario, explicó el Presidente. Tal como ocurrió con las medidas dispuestas hace una semana, el resto de las jurisdicciones puede adherir.

“Espero que los gobernadores y los intendentes que entienden que deben acompañarme en este momento difícil, lo hagan”, sostuvo Fernández. “Como presidente de la Nación –enfatizó- preservaré la salud de todos los argentinos y todas las argentinas y procuraré su cuidado al máximo”.

Y para el final aseguró con énfasis: “No me mueve ningún interés político en lo que hoy estoy proponiéndoles, no estoy acá planteando estas cosas para ver de qué modo lucro políticamente, lo único que me importa es preservar la salud de los argentinos”. El Presidente se mantiene en cuarentena, luego de ser diagnosticado con COVID-19.

Conocidos los anuncios, esta noche en la Quinta de Olivos, algunos opositores, y algún que otra vecino que se deja llevar por la ola de opositores a las prevenciones de la pandemia, manifestaron. Buenos autos había en la zona; algunos fueron con banderas argentinas; objetos para golpear y hacer ruido.

GC