Jorge González fue despedido de la fábrica Pilkington, en enero de 2019, junto a otros 12 trabajadores, algunos ex delegados sindicales. Pero un fallo cautelar, de la Cámara Nacional del Trabajo Sala IX, del 18-12-2020, ordenó a la empresa de cristales de Munro que lo reincorpore. Aunque a la fecha aun no acató la orden judicial. En este contexto se lleva a cabo una campaña para su reincorporación, a la que adhirió el STMVL.

El petitorio se puede leer aquí

En enero 2019, Pirillo con delegados del STMVL a las puertas de Pilkington, en Munro (Foto archivo)

En una actitud que los trabajadores de la fábrica Pilkington, de Munro, evalúa como antisindical, Jorge González fue despedido en enero de 2019, junto a una docena de trabajadores. Varios eran ex delegados; Jorge no lo era, pero su vos, en relación a la vida laboral, tiene mucho peso entre sus compañeros.

Que el despido no fue justificado, lo demuestra un fallo cautelar de la Cámara Nacional del Trabajo Sala IX, del 18-12-2020; que ordenó a la empresa de cristales de Munro que reincorpore a González. Sin embargo, a la fecha, la empresa elude la orden de la Justicia, incluso amparada en la situación inusual de la pandemia de coronavirus.

En este contexto los trabajadores de Pilkington organizaron un petitorio virtual; para exigir lo básico: que la empresa cumpla con la ley y reincorpore a su puesto de trabajo a González. Entre las adhesiones que se conocieron está la  del Sindicato de Trabajadores Municipales de Vicente López.

El sindicato que conduce Victorio Pirillo suele apoyar las luchas de otros sindicatos, y desde 2019 acompañó marchas, incluso, de trabajadores de Pilkington por los despidos. Y en este caso, según explicaron desde la organización, acudieron pues la orden es explicita “conforme lo dictamina la Justicia ante la medida cautelar”.  

El fallo completo de la Justicia laboral

La organización sindical apoya al trabajador de Munro

En enero 2019, poco después de que se conocieran los despidos, el sindicato de  municipales de Vicente López se solidarizó con los trabajadores de Pilkingtom, y el propio Pirillo estuvo a las puertas de la planta con delegados y miembros del secretariado del STMVL, para apoyar los reclamos de reincorporación

“Ojalá podamos mantener viva la certeza de que es posible ser solidario y contemporáneo de todo aquel que viva animado por la voluntad de justicia, nazca donde nazca y viva cuando viva. Porque no tienen fronteras los mapas del alma ni del tiempo.” se podía leer en la página de Facebook del STMVL, sobre el reclamo.

El párrafo es del escritor uruguayo, Eduardo Galeano, cuando en setiembre 2010 recibió en Suecia el premio Stig Dagerman, un importante galardón sueco al escritor que en su obra demuestra defender siempre a los oprimidos y observa la libertad de la palabra “mediante la promoción de la comprensión intercultural”.

Gustavo Camps