El intendente de San Isidro, Gustavo Posse presentó un recurso de amparo en la Justicia Federal de San Martín para sostener la presencialidad de los chicos en las aulas; pese a la pandemia de coronavirus. Lo presentó con padres de alumnos de escuelas del distrito, difundió una comunicación municipal. La misma medida tomaron otros intendentes del espacio Juntos por la Cambio, opositor al gobierno nacional y provincial, como Vicente López y San Miguel.

Las clases serán virtuales desde el lunes 19-4 hasta el viernes 30-4

“Queremos defender los derechos de nuestros vecinos y que los chicos puedan ir al colegio. Junto con los padres presentamos un amparo para que continúen las clases presenciales. Porque está demostrado que los chicos no se contagian en las escuelas”, difundió una comunicación sobre el argumento de la presentación

Allí también se difunde que el intendente aseguró: “Con los protocolos debidamente aplicados, el riesgo es mucho menor en el aula que en otros lugares”. El jueves último el intendente firmó el Decreto 521/2021 donde declaró la educación como “servicio público esencial” en el distrito.

Desde el lunes sin clases presenciales

El intendente, Gustavo Posse

Desde el municipio explicaron que, como las normas dictadas, impiden que el lunes los chicos vayan al colegio en forma presencial -aunque si deberán tomar clases virtuales- “lo que se busca con esta acción de amparo es que la Justicia en el transcurso de la semana reponga” las clases presenciales.

El intendente Posse, según la comunicación municipal, consideró que se trata de “derechos vulnerados”. Además se difundió que “el Municipio seguirá llevando adelante todas las medidas que estén a su alcance para que los chicos y chicas puedan volver a clases (presenciales) lo antes posible”.

Conocida la presentación de la intendencia, los sindicatos de docentes bonaerenses, SUTEBA San Isidro; y de privados SADOP Zona Norte; así como la Comisión Memoria Verdad y Justicia Zona Norte, rechazaron la presentación; pues consideraron que “la virtualidad educativa es temporaria y para preservar la vida” ante la pandemia.

En la región, en su calidad de obispo de la diócesis de San Isidro –que abarca los municipios de Tigre, San Fernando, San Isidro y Vicente López- Mons. Oscar Ojea también se opuso a la restricción de presencialidad en las escuelas, una medida que tomó el gobierno nacional por el aumento exponencial de contagios de COVID-19.  

AA