El secretario general de la CGT Zona Norte, Ricardo Lovaglio, se dirige a los trabajadores de la región para ponderar la lucha por conseguir, primero, y por mejorar, luego, los derechos laborales. Advierte que el camino es largo pues no se reconocen, ni se reconocieron esos derechos, por pensamientos poco solidarios y egoístas. Pero también afirma que el movimiento obrero nunca renunciará a sus derechos

Por Ricardo Lovaglio*

Desde la antigüedad -y aunque reglamentada en épocas de Perón, cuando fueron enunciados sus derechos y se convirtieron en Ley 1947-, los trabajadores/as luchan por sus  derechos.

Estos derechos casi nunca son reconocidos por las clases que pertenecen a una supuesta elite, o pensamiento que los diferencia de las masas, atribuyendo a su condición privilegios reservados de manera egoísta para sí.

La incansable batalla tiene su principio más destacado en la primera huelga general de la Federación obrera Argentina FOA a fines de 1902. Muchas fueron las conquistas alcanzadas gracias a la conciencia de unión del movimiento obrero. Pocos son los reconocimientos que las elites hacen del esfuerzo del trabajador/a.

Nuestra Lucha continúa

El saludo con barbijo de Lovaglio. La prevención, una postal de nuestro presente

La antipatía de pensamiento los hace poco solidarios. Egoístas. Siempre tratando de precarizar el trabajo, no reconociendo al trabajador/a como herramienta fundamental de sus riquezas, ya que sin trabajadores/as muchas empresas y sus respectivos empresarios serian nada.

Nuestra lucha continua con el orgullo del plato de comida llevado cada día a nuestros seres queridos. El poder ofrecerles estudio a nuestros hijos. Salud. Seguridad, Y todo aquello que necesitan para sentirse ciudadanos. Aunque la derecha insiste en desacreditar a la clase obrera.

 Nuestro día. El día del trabajador/a. Ha dejado de ser la celebración de un grupo de rebeldes, para convertirse en una jornada de afirmación política, De de lucha social. De reivindicación proletaria y también de homenaje silencioso. Su perdurabilidad está asegurada; el movimiento obrero nunca renunciará a sus derechos.

*Dirigente ferroviario (UF). Secretario general de la CGT Zona Norte