La entidad sindical (STMVL) es pionera en hacer que se reconozca la profesionalidad de las y los enfermeros. Hoy miércoles 12 se conmemora el Día Internacional de la Enfermería. Es en reconocimiento a la británica, Florence Nightingale, nacida un 12 de mayo de 1820, pionera de la enfermería profesional y creadora de la primera escuela de enfermería en el mundo, en Londres (Inglaterra).  El STMVL saludó a las y los enfermeros y consideró la labor que estos desarrollan como “noble y humanitaria”.

En la foto una manifestación de enfermeros y enfermeras, para reclamar la profesionalidad, que apoyó el STMVL años atrás, sin pandemia

Cada 12 de mayo desde 1974, a propuesta del Consejo Internacional de Enfermería, con sede en los EEUU, se celebra el Día Internacional de la Enfermería. La fecha elegida corresponde al natalicio de Florence Nightingale (1820-1910), pionera y promotora de la enfermería profesional moderna.

En la fecha el Sindicato de Trabajadores Municipales de Vicente López recordó a los y las enfermeras en una comunicación donde consideró la tarea profesional de las y los enfermeros como “humanitaria y noble”. El STMVL, asimismo, desde hace años apoya los reclamos y promueve que la enfermería sea considerada una profesión.

Es habitual, incluso en el Estado, que se contraten trabajos de enfermería dentro de modalidades que eluden dar cuenta de la profesionalidad de las tareas; para evitar el pago de sobresueldos y otros beneficios laborales que indudablemente les corresponden a enfermeros y enfermeras por su labor.

Aplausos y valoración

Pirillo: " “es un sector que todos aplauden, pero nadie valora en su justa medida”.

En esta línea, el secretario general del STMVL, Victorio Pirillo, evaluó en tono de crítica social que el de la enfermería “es un sector que todos aplauden, pero nadie valora en su justa medida”. Para Pirillo un índice del desinterés por la profesión, es el bajo nivel de sueldos del sector, tanto en la actividad privada como en el Estado.

En la pandemia, para Pirillo “esto se ve en los bajos salarios que cobran. La sociedad le dio la espalda a la parte sanitaria y educativa. Ningún gobierno valora, además, lo hermosa de esta profesión y todo su esfuerzo. Parece mentira que en el siglo XXI, enfermeras y enfermeros todavía sigan trabajando como en el siglo XIII”.

En Vicente López, a instancias del STMVL, la intendencia reconoce la profesionalidad de la enfermería. El STMVL, asimismo, logró la ratificación del régimen Samo/Ford (distribución entre los trabajadores de la salud de parte de lo facturado del Sector Salud a las obras sociales); el régimen de franqueros para enfermeros y enfermeras.

También logró el cómputo de días por estrés (suele reconocerse solo a médicos); el plus por trabajo en área cerrada (por ej, terapia); y distintas bonificaciones según la complejidad del área de trabajo. “El reconocimiento de la profesionalidad es fundamental, pues a ellos les confiamos nuestra salud", resumió Pirillo sobre la labor de la enfermería.

Gustavo Camps