Fue en la Cumbre Mundial de la Salud, convocada por la presidencia italiana del G20 y la Comisión Europea. La Cumbre fue presidida de manera conjunta en la capital italiana por el presidente del Consejo de Ministros de ese país, Mario Draghi, y la Presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen. El Presidente participó en la semana, desde la residencia de Olivos y acompañado por el canciller Felipe Solá y la ministra Carla Vizzotti.

 “Es fundamental garantizar el acceso equitativo y solidario a vacunas y medicamentos”, afirmó Alberto Fernández en la Cumbre Mundial de la Salud. El foro internacional fue convocado por la presidencia italiana del G20 y la Comisión Europea. El tema relevante de la cumbre fue la pandemia de coronavirus.

“La grave desigualdad en el acceso a medicamentos y vacunas representa un hecho injusto. Sumamente inmoral y contrario a los intereses de la comunidad internacional en su conjunto”, afirmó el presidente Alberto Fernández durante su participación virtual, ayer viernes, en el cónclave, desde la residencia de Olivos.

Fuentes oficiales informaron que Fernández evaluó que la desigualdad genera un “impacto negativo desproporcionado en los países en desarrollo y en las poblaciones más vulnerables”. Calificó como “graves” las “consecuencias sanitarias, económicas y sociales” de la pandemia; y exhortó a que los avances científicos “beneficien a todos”.

Participantes

Durante el foro también se suscribió la “Declaración de Roma”. Participaron, además, los presidentes de EEUU, Joe Biden; de China, Xi Jinping; de Francia, Emmanuel Macron; y de Rusia, Vladímir Putin; la canciller alemana, Angela Merkel; los primer ministro de Japón, Yoshihide Suga y de Canadá, Justin Trudeau…

Asimismo estuvieron  el secretario general de la ONU, António Guterres; la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva; el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus; y el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría. La concurrencia abarcó representantes de países miembros del G20 y de naciones invitadas, organizaciones internacionales y regionales y expertos mundiales en salud.

A Fernández lo acompañaron el canciller Felipe Solá y la ministra Carla Vizzotti. Fernández volvió a explicitar su posición sobre el acceso igualitario a la vacuna “debe ser una prioridad para los Estados. Ya que resulta una condición necesaria para superar esta pandemia y favorecer el efectivo goce del derecho a la salud”.

Punto de partida

El presidente de la Argentina destacó, a su vez, la necesidad de “revisar y actualizar la arquitectura sanitaria mundial de modo que permita compartir conocimientos, realizar investigaciones conjuntas y promover la participación de los países en desarrollo en las redes científicas internacionales”.

En esta línea Fernández consideró “rediseñar el sistema global de gobernanza sanitaria es el punto de partida”. Y volvió a reiterar su apoyo a “la adopción de nuevas herramientas y estrategias animadas a favorecer la preparación y respuesta a emergencias; sobre la base de la solidaridad y cooperación internacionales”.

 “La pandemia –advirtió el presidente de los argentinos- es una advertencia y al mismo tiempo una oportunidad para avanzar hacia sociedades más equitativas. Más inclusivas, Y más justas. Lo es también para rediseñar sistemas de salud más solidarios que garanticen el efectivo ejercicio del derecho a la salud, con equidad y calidad en todos los países” enfatizó.

AA