El intendente de San Martín, Fernando Moreira, y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, vecino del distrito, inauguraron el edificio de la escuela para estudiantes con discapacidad motora. La Escuela Especial 502 está situada en Jujuy 3469, Villa Ballester. Tiene 930m2; en dos plantas diseñadas para recibir a alrededor de 150 estudiantes. También estuvo la secretaria para la Integración Educativa, Cultural y Deportiva municipal, Nancy Cappelloni.

La obra estuvo paralizada por años y se activó al hacerse cargo el municipio y el Consejo Escolar recordó el intendente Moreira

La Escuela Especial N°502, de Villa Ballester, está en la misma manzana que el Jardín N°904, la EP N° 19 y la ES N° 29, en una zona muy accesible. El intendente de San Martín, Fernando Moreira, y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, inauguraron el edificio de la escuela para alumnos con discapacidad motora.

Durante la presentación el martes, donde también estuvo, Nancy Cappelloni, titular municipal de Integración Educativa, Cultural y Deportiva, Moreira recordó que el edificio antiguo de la escuela se alquilaba; y reconoció que ya estaba “en pésimas condiciones edilicias”, lo cual generaba un problema, y más por su modalidad.

“Lograr este edificio no fue fácil –recordó el intendente-  hicimos muchos reclamos y pedidos; porque la obra comenzó, pero quedó paralizada por años. Se sumaron el Consejo Escolar, los sindicatos y recién en el cambio de gobierno se reactivó la situación. Luego, junto con la Provincia y el Consejo Escolar terminamos los últimos trabajos para dejarla con todas las comodidades”.

Herramienta de inclusión

Por su parte, Cappelloni consideró: “La educación siempre ha sido la mejor herramienta de inclusión y transformación social. Estamos muy felices porque obras como estas le cambian la calidad de vida a muchas familias; y también a la comunidad docente que puede desplegar toda su capacidad pedagógica en un ámbito digno”.

El flamante edificio está ubicado en Jujuy 3469. Tiene 930m2; en dos plantas diseñadas para recibir a alrededor de 150 estudiantes. En la planta baja hay ocho aulas-taller, cuatro baños (2 adaptados), un baño para docentes; están la dirección y la secretaría; hay  un salón de usos múltiples, cocina, depósito y sala de máquinas.

En la planta alta, además, hay una sala de computación, tres gabinetes, tres baños (1 adaptado) y otra sala de máquinas. Desde el municipio informaron que la construcción del edificio se completó en 2020; y en la pandemia, a través del Programa Haciendo Escuela la comuna y el Consejo Escolar gestionaron los trabajos finales de obra.

El Programa Haciendo Escuela, se informó, “tiene la finalidad de garantizar mejores condiciones educativas y el mantenimiento edilicio de los jardines, escuelas primarias y secundarias públicas de la ciudad”. Se ejecuta por medio del Fondo Educativo del Estado Nacional, que la Provincia de Buenos Aires coparticipa con los municipios.

GC