Guadalupe, de 5 años, es la niña de San Luis que desapareció el 14 de junio último, del barrio puntano, 544 Viviendas; emplazado en la ciudad de San Luis, en la provincia cuyana homónima. El Presidente le transmitió todo su apoyo a la familia de Guadalupe;  se comprometió con la búsqueda de la niña, y puso a disposición “todo lo que la Presidencia de la Nación pueda hacer” para poder encontrarla. Para la mamá, Yamila Cileoni, a su hija “se la llevaron, la raptaron”; y por eso pide el cambio de caratula en la Justicia, que actualmente es “averiguación de paradero”.

Guadalupe Lucero (Foto Télam)

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, recibió ayer en la Casa Rosada a Yamila Cileone y Silvia Domínguez, la mamá y la abuela respectivamente, de Guadalupe Lucero; la niña de 5 años que permanece desaparecida desde el 14 de junio último, mientras jugaba en las cercanías  de su casa, en San Luis.

La mamá de la niña consideró “muy importante” el encuentro con el Presidente. Cileone informó que “la carátula de la causa es ‘averiguación de paradero’; aunque para nosotros como familia a Guadalupe se la llevaron. La Raptaron. Y el Presidente nos aseguró que va a pedir el cambio de carátula para la intervención del fuero federal”.

En todos los rincones

“Es fundamental que a Guada se la busque en todos los rincones de la Argentina” exhortó Cileoni. Durante su paso por Buenos Aires, ayer jueves, la familia de Guadalupe se reunió también con los ministros de Justicia, Martín Soria; de Seguridad, Sabina Frederic, y de las Mujeres, Género y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta.

El presidente Alberto Fernández, informó una comunicación oficial, le transmitió todo su apoyo a la familia de Guadalupe; y además se comprometió con la búsqueda de la niña, poniendo a disposición “todo lo que la Presidencia de la Nación pueda hacer” para poder encontrarla.

Guadalupe Lucero desapareció el 14 de junio, cuando jugaba en la puerta de su casa con otros niños de su familia y desde entonces se desconoce su paradero. La menor tiene tez trigueña, cabello lacio, un lunar en la mejilla izquierda y cuando fue vista por última vez llevaba una campera negra con capucha, buzo rosa y botas negras.

Actualmente se encuentra activa una alerta amarilla de Interpol para dar con el paradero de la niña en todo el mundo. En la provincia de San Luis se organizan marchas por el centro de ciudad, o a las puertas de los ministerios de Seguridad, o el de de Justicia, para reclamar por la aparición de la niña.

GC