El municipio de San Isidro llevó a cabo una jornada de recolección de residuos informáticos en distintos puntos del distrito. En el marco de una iniciativa conjunta entre la Red Juvenil Tomá la Voz -que promueve el área local de Integración Comunitaria- la Fundación Equidad y la subsecretaría de Espacio Público; el sábado último se recibieron monitores, impresoras, CPU, teclados, mouses y notebooks, informó una comunicación municipal.

Como resultado de las ediciones anteriores se lograron quitar de circulación decenas de toneladas de residuos electrónicos; evaluaron desde la comuna

Computadoras obsoletas o que no funcionan; notebooks e impresoras que solo juntan polvo. Poca gente sabe qué hacer con estos dispositivos, y muchos terminan acumulándolos en la casa. Para deshacerse de ellos, el sábado último  el municipio de San Isidro organizó una jornada de recolección de residuos electrónicos.

La campaña, explicaron desde la comuna, tiene triple objetivo: primero evitar la contaminación ambiental; luego que los vecinos puedan donar los equipos que no utilizan; y por último, mediante los profesionales de la Fundación Equidad, renovar ese material obsoleto y entregarlos a distintas instituciones locales y escuelas que las necesiten.

Como resultado de las ediciones anteriores se lograron quitar de circulación decenas de toneladas de residuos electrónicos; se donaron computadoras a organizaciones civiles, jardines de infantes; y se equiparon cinco centros de capacitación en informática y alfabetización digital para la tercera edad, enumeró la información.

Una jornada 500 Kg.

El municipio trabaja con la Fundación Equidad; para que los residuos informáticos “sean reciclados a través de métodos eficaces; y seguros”

Durante la jornada del sábado último, calculó la comuna, se juntaron 500 kilos de residuos electrónicos. “Esta iniciativa no sólo cuida el medio ambiente, sino que también tiene una labor social importante, pues los elementos electrónicos reconvertidos son destinados a distintos centros”, confirmó, Mariano García.

El joven de la red juvenil Tomá La Voz, coordinó uno de los puntos de recolección, en el Parque Público del Golf de Villa Adelina. El municipio, informó una comunicación oficial,  trabaja en conjunto con la Fundación Equidad para que los residuos informáticos “sean reciclados a través de métodos eficaces y seguros”.

Esta vez la jornada de recolección de residuos se llevó a cabo en siete lugares (San Isidro, Martínez, Beccar, Boulogne, Villa Adelina, La Horqueta y Las Lomas). Se recibieron todo tipo de materiales informáticos: CPU, monitores, teclados, mouses, impresoras, escáneres y notebooks, enumeró el municipio.

Según Greenpeace, difundió el municipio, cada argentino/a desecha tres kilos de basura electrónica por año. Lo que significa 120.000 toneladas de basura que termina en rellenos comunes. Y el problema no sólo es la cantidad o el volumen sino que la mayoría de sus partes son contaminantes y tardan entre 10 y 300 años en degradarse.

La Fundación Equidad calcula que con 7.000 kilogramos, de lo que para muchos es sólo “basura electrónica”, podrían fabricarse alrededor de 1.000 computadoras recicladas y listas para usar.