El porcentaje de votantes superaba el 60%, según informó la Cámara Nacional Electoral. La elección transcurre con normalidad, pues por los protocolos es más lenta que en otras oportunidades. Aun continúa la veda electoral hasta las 21, pero los “boca de urna” pululan por las redes y dan ganadores según quien los distribuye. En rigor, ni siquiera han votado todos los que deben votar.  

Las PASO 2021, o EPAOS en la provincia de Buenos Aires, para elegir candidatos a concejales/as, consejeros/as escolares y legisladores en todo el país, cerraron esta tarde formalmente; luego de una jornada que transcurrió con normalidad, pero fue muy lenta. La pandemia retrasa el cierre real de los comicios, que formalmente fue a las 18.

Por ello, confirmó incluso la agencia oficial de noticias Télam, las autoridades electorales de varios distritos, en la CABA y en la provincia de Buenos Aires, por caso, entregaron números a las personas que estaban aun en las filas aún después de las 18; para que puedan sufragar más tarde, según lo previsto en el protocolo.

Buena afluencia de votantes

Según informó la Cámara Nacional Electoral, en su cuenta de Twitter, hasta las 17 había votado en las PASO el 59,5% del padrón, difundió Télam. El ministro de Interior, Eduardo de Pedro, señaló la agencia oficial, había destacado a mediodía la afluencia de votantes. A las 15 la participación había alcanzado al 43,5% del padrón.

A ocho horas de abiertas las urnas, los principales dirigentes del oficialismo y de la oposición destacaron el cumplimiento del protocolo sanitario dispuesto por el Gobierno nacional y coincidieron en formular un llamado a asistir a las urnas para "fortalecer la democracia y las instituciones". Los referentes de nuestra región también lo hicieron.

De acuerdo con información de la justicia electoral, sólo se reportaron algunas demoras por la ausencia de autoridades de mesa en diferentes distritos, varios de ellos en el conurbano y en nuestra región, pero siempre dentro de lo usual. Lo característico esta vez fue esperar afuera de los establecimientos.  

Sin ganadores interfuerza

Por primera vez, además, como parte de las restricciones sanitarias por la pandemia, los medios de prensa no pudieron presenciar el momento de la emisión del voto de los precandidatos en el interior de los colegios, en cada mesa, y debieron aguardar afuera de los establecimientos para establecer contacto con los referentes.

Estas PASO constituyen la primera prueba electoral para las fuerzas políticas; tras el inicio de la pandemia de coronavirus, en marzo de 2020. Y es la primera evaluación  sobre los primeros dos años de gestión del presidente Alberto Fernández. En las PASO no hay ganadores de diferente fuerza. Las primarias son internas.  

Puede haber relaciones numéricas, pero que la fuerza de un color tenga “más” votos que fuerza de otro color, no significa nada, pues lo que se mide en la potencia de los votos dentro de cada fuerza por separado. Por eso tras esta votación, quedarán constituidas las litas definitivas para las elecciones generales de noviembre.

Gustavo Camps