La falta de vivienda podría ser tema de campaña pero el marketing electoral impide cualquier iniciativa por fuera de la mediocridad que se ve. En su columna el doctor Prado si recuerda las viviendas sociales para una ciudad capitalina –la CABA en la actualidad- que desde entonces tenía serios problemas para albergar a sus vecinos. También señala cómo el arte popular rescata del olvido las iniciativas sociales.

Por Juan José Prado*

Al desempolvar recuerdos de otros tiempos descubrimos que el problema de la falta de vivienda en la CABA es histórico y no hubo gobiernos que lo solucionaran. En la Buenos Aires del siglo pasado,  se emplazaron barrios de casitas económicas y agradable apariencia, para empleados y obreros de modestos recursos.

Los hubo en Liniers, Villa del Parque, Floresta, Caballito, Flores Sur, entre tantos. En 1921 se inauguró el “Barrio Caferata” en el Parque Chacabuco. Asentado entre las calles Asamblea, José María Moreno, Estrada y Riglos. Un barrio de 160 casas de tres y cuatro habitaciones, baño, cocina, patio, terraza y jardín. 

Llevaba el nombre del diputado de la UCR, Juan F. Cafferata, que propició la creación de estas  viviendas sociales. Ese nombre se inmortalizó también en la letra del tango “Ventanita de arrabal” de Pascual Contursi, incorporado en el sainete “Caferata” en 1927 estrenado en el Teatro Cómico actual “Lola Membrives”, en Corrientes 1280.

El imaginario social en su sensibilidad, de aquellos años, expresa el sentimiento de un logro popular con las herramientas del arte teatral y la música -el sainete y el tango-; para vocear su merecido derecho a la vivienda digna.

Preferimos olvidar períodos donde se paralizó, dinamitó y se negó la necesidad social de la vivienda. Nuestra intensión es el reconocimiento a quienes se ocuparon y se ocupan del tema, es decir, lo llevan a la práctica.  

El arte popular; el sainete criollo y el tango nos contaban del obrero, y de los modestos empleados,  que tuvieron acceso a aquellas casitas sociales del barrio Caferata. Otras iniciativas, con los años, llevaron nombres de políticos/as y marchas musicales.

*Abogado. Ex presidente de la Asociación de Abogados de Buenos Aires. Miembro de la Mesa Directiva de la APDH (Asamblea Permanente por los Derechos Humanos). Gran Maestro de la UBA.