Se llamará Adrián “Pilo” Paredes, en homenaje al ex capitán y entrenador del primer equipo de la entidad (TRC), fallecido en enero último por Covid-19. Durante la inauguración se entregó una placa conmemorativa a los familiares del deportista. El Tigre Rugby Club (Benito Lynch 1060, Tigre centro) se fundó en 1981; y en 1983 se inauguró el campo deportivo, salón e instalaciones complementarias.

El intendente Julio Zamora y la concejala Gisela Zamora acompañaron la inauguración de la cancha del Tigre Rugby Club (TRC) junto a su presidente Rodrigo de la Mata. Ambos funcionarios ponderaron la articulación entre clubes y Gobierno local para trabajar en políticas que fortalecen el desarrollo social y deportivo de las y los vecinos.

El campo deportivo, esta vez, tuvo el respaldo del Gobierno local para la instalación de toda la iluminación led. Como parte de la celebración se proyectó un video preparado por la comisión directiva sobre el crecimiento de la institución; y se hicieron menciones especiales para socias y socios fundadores.

No pasó inadvertida en el acto la presencia del titular de la Unión de Rugby de Buenos Aires (URBA), Santiago Marotta. La cancha lleva el nombre de Adrián “Pilo” Paredes, ex capitán y entrenador del primer equipo del TRC, falleció en enero último por Covid-19. Además entregaron una placa conmemorativa a los familiares del ex jugador.

“Tenemos un vínculo de trabajo muy fuerte con el TRC (…) Muchas veces podemos ayudar a los clubes, como lo hicimos con la iluminación led de este maravilloso campo, y otras cuesta un poco más; pero siempre tenemos la voluntad y un compromiso férreo del municipio para con las instituciones”, explicó el intendente Zamora.

Esfuerzo y crecimiento

El Tigre Rugby Club  se fundó en 1981. El jefe comunal destacó “el esfuerzo que han puesto la comisión directiva, los socios y socias”; y consideró que “se ve reflejado en esta noche. Desde nuestra gestión nos verán trabajar todos los días junto a estas entidades que fortalecen el desarrollo de la comunidad”, enfatizó.

Luego, Gisela Zamora, señaló que “cuando se acompaña el crecimiento de las instituciones emociona. Acá hay historia, trabajo y esfuerzo tanto de la comisión directiva como de los socios para que los niños, niñas y jóvenes tengan un espacio de calidad para hacer deporte”. La concejala también destacó el trabajo conjunto.

“De la mano del intendente Zamora, el municipio siempre está cerca de las entidades que abrazan a toda la comunidad e inculcan valores que son importantes para la vida”, aseveró la legisladora y reconoció “la vocación por siempre acompañar el crecimiento de las y los chicos” de De la Mata y la comisión directiva del TRC.

El presidente del club, por su parte, señaló que la cancha es “la culminación de un proyecto que llevó 4 años de trabajo, para que las canchas de hockey y rugby estén unidas. En el medio tuvimos la pandemia, con todas sus implicancias, pero seguimos adelante con mucho amor y compromiso para poder culminar la obra”.

El directivo reconoció que “siempre nos sentimos respaldados” por el intendente Zamora y el municipio; y afirmó: “cuando uno levanta el teléfono siempre tenemos una respuesta y con eso una solución”. El TRC abrió su campo deportivo en 1983, con un salón e instalaciones complementarias; ese año, asimismo, pudieron realizar el primer campeonato interno con una cancha habilitada.

GC