El columnista Pavón, que junto con la militancia política le dedicó mucho tiempo de su vida al boxeo, relata los avatares de un pugilista de San Martín,  Ángel "El rayo" Ruiz Díaz, y de su familia; que después de haber sido derrotado, más que dignamente, en su última pelea en Córdoba, a causa de los golpes recibidos debió ser intervenido quirúrgicamente. Y muestra también cómo, cuando la comunidad es solidaria, y no individualista, hasta un boxeador puede sentiré acompañado en este otro cuadrilátero que es la vida.

Por Andrés Pavón*

Una vez el gran Oscar "Ringo"  Bonavena dijo: "Cada rival es un peligro latente. Cada combate es una embestida que la vida nos depara. Cada triunfo es un paso más hacia lo que uno se ha propuesto. En definitiva, el boxeo y los boxeadores no son nada fáciles".

Nada fáciles son los momentos que está atravesando el Campeón Sudamericano Ángel "El rayo" Ruiz Díaz y su familia. El púgil de San Martín fue intervenido quirúrgicamente para extraerle un coágulo sanguíneo, luego del nocaut que sufrió en su última pelea en Oncativo, Córdoba.

Recordemos que durante ese encuentro, un verdadero combate, el boxeador del barrio La Cárcova, había recibido tres veces la cuenta de protección, la segunda al concluir el 5° round. Allí lo "salvaron” la campana, luego de recibir tantos golpes, demasiados, y la cuenta de protección. Tuvo más tiempo para recuperarse además.

Pero el Campeón Sudamericano solo "duraba" en el ring. Y todos los amantes del deporte de los puños deseábamos que llegue el final. Que se pare la pelea. La tercera cuenta de protección la recibió al concluir el sexto round; y una vez más la campana alargó el desenlace que ya era un hecho, pero solamente lo alargó.

Porque este ocurrió casi finalizando el 7° round. Luego de recibir un fuerte golpe (otro más de muchos) en el parietal izquierdo. Hasta aquí todo este relato es a modo de introducción. A modo de estar en el lugar aquella noche. De ubicarlos "in situ".

No está solo

Ruiz Díaz, con pantalón verde

Hoy el Campeón se recupera en forma lenta pero dinámica; junto a sus seres queridos. Muchos fuimos los que en cuanto nos enteramos que estaba en su casa, con su familia, en el populoso barrio de La Cárcova, nos pusimos a su disposición.

Fue así que el ex boxeador profesional, y amigo personal de "El rayo", Martín "El zurdo" Pavón, enseguida hizo la gestión, en representación de FADELI (familiares detenidos y liberados), ante dirigentes de la gestión municipal. Y en forma inmediata recibimos una respuesta satisfactoria a las necesidades del Campeón.

El viernes 8 de este mes se le entregaron los medicamentos. Al otro día por la tarde le entregaron a la familia unos materiales de construcción, para mejoras edilicias de su casa. Quiero recalcar la forma inmediata en que dieron la respuesta satisfactoria, los integrantes de la gestión Municipal, y además quisieron resguardar sus nombres.

"Lo hacemos porque es nuestra obligación ayudarlos y estaremos a su disposición", nos dijeron. Quiero ir terminando con otra genialidad de Ringo Bonavena: "Todos quieren estar al lado tuyo. Te saludan. Se sacan fotos con vos. Pero cuando suena la campana, hasta el banquito te sacan, y uno se queda solo".

Por eso es bueno que Ángel "El rayo" Ruiz Díaz sepa: Usted en ésta pelea no está solo Campeón. Todos los que lo conocemos estamos alentándolo. Sus admiradores también. Estamos todos pendientes en este otro ring imaginario que es la vida; abajo del cuadrilátero.

* Miembro fundador de la asociación de Familiares de Detenidos y Liberados FADELI; y militante del movimiento peronista en San Martín