El presidente de la Nación, Alberto Fernández, aseguró en la Cumbre del G20, que la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que heredó su gobierno “es un claro ejemplo de lo que está mal” en el sistema financiero internacional. El foro internacional de países líderes de la economía global este año se realiza en Roma (Italia). Allí el Presidente exhortó: “el actual sistema, que prioriza a la especulación por sobre el desarrollo de los pueblos, debe cambiar”.

Fernández: “la deuda externa que mi gobierno heredó con el Fondo Monetario Internacional y que hoy estamos afrontando; es un claro ejemplo de lo que está mal"

Durante la primera jornada de la Cumbre de Líderes del G20 que se desarrolla en Roma, Italia, el presidente Fernández pidió que el financiamiento internacional fije “nuevas reglas para poder igualar nuestras sociedades; con impactos positivos y enfrentando el cambio climático”, difundieron fuentes oficiales.

Ante los representantes de las principales economías de los países desarrollados Alberto Fernández evaluó que “el actual sistema, que prioriza a la especulación por sobre el desarrollo de los pueblos, debe cambiar”. El Presidente, además, reiteró su reclamo para que la vacuna contra el COVID-19 se convierta en un bien global.

En relación al sistema de endeudamiento explicó que “la deuda externa que mi gobierno heredó con el Fondo Monetario Internacional y que hoy estamos afrontando; es un claro ejemplo de lo que está mal. Única en la historia por su monto y por sus condiciones de repago, aprobada para favorecer a un gobierno en la coyuntura”.

Responsables

Fernández y Biden, de los EEUU

Fernández enfatizó que esa metodología que se aplicó para favorecer a la gestión Macri “acaba condenando a generaciones que miran impávidas el destino que les ha sido impuesto”. Aquel gobierno al que hace referencia el Presidente, se recordará, estuvo asociado a la especulación financiera; y resintió como pocos, desde la vuelta a la democracia, el sistema productivo del país.

El Presidente, con buen criterio, aclaró que “son tan responsables los que se endeudaron sin atender las ruinosas consecuencias sobrevinientes, como los que dieron esos recursos para financiar la fuga de divisas en una economía desquiciada”. El mandatario, no obstante también aclaró que no condenaba las reglas del capitalismo.

“No vengo a renegar del capitalismo. –puntualizó el presidente argentino y agregó- Vengo a alzar mi voz contra los que han sometido al capitalismo de la producción y el trabajo a la lógica de la especulación financiera”. Fernández, asimismo, exhortó a que los países desarrollados del G20 no eludan “la ética social le dé contenido a la economía”.

En la I Sesión Plenaria del encuentro que reúne a los jefes de Estado del G20; y que se desarrolló bajo el título de “Economía global y salud global” en el Centro de Convenciones La Nuvola; Fernández alertó, además, sobre la profundización de la desigualdad desde el comienzo de la pandemia, con relación al acceso a las vacunas.

Reflexión colectiva

Fernández con Macron, de Francia

“Quienes renegamos de un mundo en el que la riqueza se concentra y la pobreza hunde a millones –puntualizó también Fernández sin eufemismos- debemos fortalecer nuestras convicciones. Es hora de convocar a una reflexión colectiva. Es tiempo de que nuestras almas se involucren tanto como nuestros cerebros”.

El mandatario no pasó por alto e hizo notar que la “inmensa mayoría” de “los millones de hombres y mujeres que viven en la pobreza habitan en países en desarrollo”. Lo acompañaban los ministros de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiago Cafiero; de Economía, Martín Guzmán; y el embajador argentino en los EEUU y representante en el G20 (sherpa) Jorge Argüello.

La Cumbre, este año, informaron fuentes oficiales,  analiza la situación económica y sanitaria global pospandemia; así como la crisis del cambio climático. Además, prepara el desarrollo de la COP26 (Conferencia de las Partes de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático), en Glasgow (Reino Unido).

El encuentro de jefes de Estado es la culminación de una serie de reuniones de trabajo que se desarrollaron durante un año. En estos encuentros participaron ministros; representantes de los países ante el G20 (sherpas); y diversos grupos de trabajo que debaten hacia la construcción de la agenda global.

Fernández continuará su agenda con reuniones bilaterales con la canciller alemana, Ángela Merkel; con los presidentes del Consejo Europeo, Charles Michel; de Francia, Emmanuel Macron; de España, Pedro Sánchez, y con la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, y la directora General del FMI, Kristalina Georgieva.

GC