Desde la comuna destacaron que el martes de esta semana colocaron la última tanda de luminaria led en el casco histórico; con lo cual se convirtió el 100% de la iluminación pública en led. La iluminación led ahorra energía porque tiene gran potencia de iluminación; y es amigable con el medio ambiente pues dura más.

Con la presencia de vecinos del barrio, el martes la comuna colocó luminaria led en Santa Clara y Martín y Omar, informó una comunicación municipal; la cual destacó que con esa instalación la iluminación pública de la municipalidad se convirtió en 100% led; un proceso que se inició años atrás.

Así, se colocaron 56.000 artefactos, entre luces de altura y brazos auxiliares de vereda. Las luces led, señalan los expertos, duran más pues se desgastan lentamente; también son menos vulnerables al prendido y apagado constante; iluminan con mayor potencia y ahorran energía; todo lo cual las hace amigables con el medio ambiente.

“Hace algunos años –señaló el intendente municipal, Gustavo Posse- decidimos pasar a esta iluminación que tiene muchísimos beneficios. Y hoy lo estamos cumpliendo. Estas luminarias cambian la calidad de vida de los vecinos, que pueden sentirse más seguros cuando salen de noche”.

Hito histórico

Mayor luminocidad y menos gasto de energía, las luces led son amigables al ambiente

Y destacó: “San Isidro hace tiempo implementa políticas sustentables, la luminaria LED era uno de los desafíos principales. Además son de bajo consumo, así que disminuyen la cuenta de energía eléctrica del municipio, que en definitiva es la que paga el vecino con sus tasas”.

Desde la comuna calcularon que las luces led lograrán el 70% de ahorro energético en comparación con las luces antiguas de mercurio y sodio. Leandro Martín, subsecretario de Espacio Público de San Isidro, precisó que el proceso de recambio le llevó cinco años al municipio; y repasó los beneficios del cambio de la iluminación.

“Este recambio –puntualizó Martín- mejora la calidad de vida de los vecinos, ya que es mucho más seguro para salir de noche. Otro de los beneficios que logramos con esta nueva luminaria es tener menos gasto de mantenimiento, dado que la vida útil de estos artefactos es mucho más larga que las que tenían las de vapor de sodio”.

Desde la comuna destacaron la presencia de la vecina, Soledad Varela, que se acercó a presenciar el hito, reconoció que la tecnología es un avance “en el cuidado del espacio público (…)”; y evaluó “esto es una mejora para el barrio. Lo hace más lindo y transitable”.

AA