Lo perpetraron agentes de la Policía de la Cuidad Autónoma de Buenos Aires (CABA). La Mesa de organismos de Derechos Humanos, entre los cuales está la Comisión Memoria Verdad y Justicia Zona Norte, señaló que “El asesinato de Lucas González se inscribe en prácticas de extrema violencia de la policía porteña, que en su corta historia acumula episodios de abuso de la fuerza y represión en el espacio público”.

La mesa que conforman más de una decena de organismos de derechos humanos de la Argentina se sumó “al repudio popular por el asesinato de Lucas González por parte de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires”. El joven, relató públicamente su papá Mario González, fue acribillado por policías de civil, sin ningún motivo.

Lucas González era jugador de fútbol en el club Barracas Central. Con tres amigos iban en un auto ayer tras un entrenamiento; pararon en un quiosco, siguieron, y a las dos cuadras sin mediar palabra ni motivo fueron acribillados por policías de civil de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA).

Por la alevosía, para muchos entendidos, ni siquiera se trata de “gatillo fácil”; pues no hubo pedido de detención, sirena, advertencia, diálogo, nada, nada, solamente las balas de los policías que dispararon contra los jóvenes que iban en el auto, con total alevosía, con intención de balearlos y asesinarlos sin más.

En este contexto, en una comunicación pública, los organismos exigen, “una rápida y eficaz investigación que determine las responsabilidades de quienes lo ejecutaron; y a los responsables jerárquicos y políticos del accionar criminal de sus agentes”. Hay que decir que ni en la CABA ni en la provincia de Buenos Aires es la primera vez que pasa.

Inmediata detención de responsables

Los organismos reclamaron “la inmediata detención de los responsables de este fusilamiento, que aún continúan en libertad”. Y evaluaron que el asesinato de Lucas González “se inscribe en prácticas de extrema violencia de la policía porteña, que en su corta historia acumula episodios de abuso de la fuerza y represión en el espacio público”.

Entre los organismos firmantes están Abuelas de Plaza de Mayo; Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora; Familiares de desaparecidos y detenidos por razones políticas; H.I.J.O.S. Capital; Asamblea Permanente por los Derechos Humanos; Centro de Estudios Legales y Sociales; Comisión Memoria Verdad y Justicia Zona Norte.

Así como la Liga Argentina por los Derechos Humanos; Familiares y compañeros de los 12 de la Santa Cruz; Fundación Memoria Histórica y Social Argentina; Asamblea Permanente por los derechos Humanos La Matanza; Movimiento Ecuménico por los derechos humanos; y la Asociación Buena Memoria.

Los organismos, asimismo, advirtieron que “Distintos dirigentes políticos han incentivado el uso de la violencia, pidiendo “mano dura”, avalando y felicitando el abuso, la desmesura y la desproporción en el uso del poder letal. Estas políticas hartamente probadas siempre han fracasado en relación con los objetivos que declaman”.

Las entidades, además, señalaron que esos incentivos “En contra de la ley, solo traen ejecuciones, tortura, maltrato y limitación de derechos para ciertos sectores de nuestra comunidad”.  Finalmente lo organismos expresaron: “Abrazamos a la familia de Lucas y nos ponemos a su disposición para acompañar su lucha por verdad y justicia. Nunca más el odio. Nunca más el silencio. Basta de gatillo fácil”.

Gustavo Camps