Se concretó tras la evaluación de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), difundió la información oficial. Se trata de la vacuna desarrollada por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya. La vacuna Sputnik Light es de una sola dosis y demostró una eficacia protectora superior al 80%, transcurrido 21 días de su aplicación, se informó.

La Administración Nacional de Medicamentos Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) autorizó el uso de la vacuna Sputnik Light de una sola dosis.  Según informó el ministerio la vacuna contra COVID-19 Sputnik Light demostró una eficacia protectora superior al 80% luego de su aplicación transcurridos los 21 días; y un notable incremento de anticuerpos, en la evaluación de los 42 días posteriores a su aplicación, en sujetos de 18 años y más.

Se trata del primer componente de la combinación para Sputnik V, además. Asimismo, señaló la información, el perfil de seguridad se mostró adecuado; como se demostró en la Argentina tras la aplicación de más de 10 millones de dosis del primer componente de la Sputnik V.

Herramienta adicional

Desde el ministerio explicaron que la disponibilidad de vacunas de dosis única es “una herramienta adicional” para “poblaciones con difícil acceso, en las cuales la aplicación de una única dosis permite otorgar protección contra el COVID-19”; principalmente para las formas graves, la internación y las complicaciones generadas por la infección.

También consideraron que la vacuna Sputnik Light ha sido utilizada en Rusia como dosis de refuerzo, de igual manera como ha sido indicado el uso del primer componente de la Sputnik V, como alternativa de dosis de refuerzo en los lineamientos técnicos nacionales, ya que esencialmente se trata del mismo componente.

El plan estratégico de vacunación nacional, se especificó, seguirá ofreciendo el esquema regular con los dos componentes de Sputnik V para personas de 18 años, al igual que la posibilidad de avanzar con otros esquemas, dado los resultados de inmunogenicidad y seguridad realizados en nuestro país.

El ministerio de Salud puso de relieve que la Argentina “sigue reforzando todas las instancias para alcanzar los más altos niveles de cobertura en toda su población”; y evaluó como “positivo” el impacto sanitario que genera esto sobre la situación epidemiológica y la disminución de la tensión del sistema sanitario.

GC