Lo anunciaron tras la multitudinaria misa en Lavalle y Madero, en la costa del paseo fluvial. El Deliberativo de Tigre, por ordenanza, designó a la Virgen Inmaculada como patrona del distrito. Cada 8 de diciembre desde tiempos inmemoriales se festejaba a la Virgen y se daba por hecho que era la patrona del distrito, para hasta ayer no había una designación formal explicaron. La festividad sigue en la fecha con la procesión náutica, espectáculos musicales y el cierre.

A las 21 tras la procesión habrá una bendición general

Encabezado por el obispo de la Diócesis de San Isidro, Mons. Oscar Ojea; y el intendente tigrense, Julio Zamora, se desarrolla en la jornada desde las 17, la celebración por el Día de la Inmaculada Concepción. Tal como estaba previsto, los actos se iniciaron en la Parroquia Inmaculada Concepción.

Hubo una peregrinación a pié, desde la parroquia hasta  Lavalle y Madero, donde tuvo lugar una misa. Luego continuó la procesión hasta el muelle de Prefectura en el cruce de Lavalle con Paseo Victorica. Y como cierre, tras la procesión náutica, que recorrerá zonas acuíferas en las zonas el Puerto de Frutos y el Museo de Arte, a las 21 habrá una bendición general.

Mons. Ojea y el intendente, Julio Zamora, encabezaron la celebración

En la misa por la tarde, Mons. Oscar Ojea reconoció que “todavía no podemos evaluar” los conflictos espirituales y materiales que produjo la pandemia pues sigue en marcha; se refirió a la desigualdad global en torno a las vacunas como un problema; y exhortó a “tener esperanza” para “no sucumbir” ante la adversidad que plantea la enfermedad.

GC