La concejala Alejandra Nardi presidió el Deliberativo desde 2013 hasta su fallecimiento el 21 de agosto de 2020, tras una larga enfermedad. El Concejo Deliberante la recordó esta semana y miembros del cuerpo legislativo comunal de todos los bloques destacaron su compromiso permanente en pos del bienestar de las y los vecinos del distrito. Además, la oficina de reuniones de la presidencia del Deliberativo llevará su nombre.

El Concejo Deliberante de Tigre rindió un sentido homenaje a la abogada, Alejandra Nardi, a un año de su fallecimiento. La concejala Nardi presidió el Deliberativo desde 2013 hasta su fallecimiento el 21 de agosto de 2020, tras una larga enfermedad. Y, antes desde 2005, como concejala, había encabezado el bloque oficialista.

Peronista, con una vocación social muy arraigada, “en la política encontré como encausar la vocación social” le dijo en una entrevista en 2018 a denorteanorte.com. Justamente, la concejala Gisela Zamora, que participó de la actividad, resaltó su compromiso y su vocación de servicio en pos del bienestar de la comunidad.

También participaron familiares de la concejala Nardi y miembros del cuerpo legislativo comunal de todos los bloques, que también destacaron el compromiso de Nardi. G. Zamora la calificó como “una compañera ejemplar, muy querida por la comunidad de Rincón de Milberg por su labor social que trabajó hasta el último día de su vida cumpliendo con su deber.”.

Lealtad inquebrantable

“Ella fue una de las pocas mujeres presidentas, de los concejos de la Provincia, que ha luchado siempre por empoderar el género”, reconoció también su colega. Nardi, en su extensa actividad, asimismo, se hizo lugar para presidir la Biblioteca Popular de Rincón de Milberg.

Durante el evento, se proyectó un video que rememoró la carrera política de la vecina tigrense; y se descubrió una plaqueta. Además, a través del decreto 67/2021, se estableció que la oficina de reuniones de la presidencia del Concejo Deliberante lleve el nombre de “Concejala Dra. María Alejandra Nardi”.

Carlos Nardi, hermano de Alejadra, que estuvo acompañado por su mamá, Ernestina, señaló: “Ella pensaba y vivía por el progreso del distrito en conexión con otras comunidades; esa es la sensación principal y me parece que este recuerdo tiene que ver con eso. Fue sembrando amistad y relaciones humanas a través de la política, llegaba a las personas. Sin duda fue una mujer con una lealtad inquebrantable”.

Julio Nocioni, compañero de vida de Nardi, recordó que “Alejandra era una mujer de muchos códigos y unos valores que no son comunes en el ambiente político. Si ella estuviese con nosotros, seguramente seguiría bregando incansablemente por el bienestar de los vecinos y vecinas de Tigre”.

Más allá de los lineamientos políticos, estuvieron en el reconocimiento concejales y concejales locales de todos los bloques; representantes de diversas instituciones de Tigre, vecinos y vecinas; así como el actual presidente del Deliberativo, Fernando Mantelli.

GC