Estela Oriana resultó electa delegada general de la Asociación Argentina de Actores (AAA) Delegación Zona Norte por el 94% de los votos. Con una experiencia integral en el arte, como docente en el Polivalente de arte, autora, actriz, productora, y hasta fotógrafa, la artista escénica, vecina de Martínez, da un panorama de lo que es ser actor o actriz en la región; el transcurso del aislamiento fuerte por la pandemia; y las actividades de apoyo, tanto social como laboral, de la AAA.

Estela Oriana (centro), con Liliana Dozo y Marcela Heinrich (der.)

En la región trabajan más de mil actores y actrices locales que con la pandemia necesitaron más que nunca apoyo –pues el aislamiento los separó el público, primero- e información para capear el temporal que aun no cesa; asesoramientos, asimilarse a las prácticas virtuales, en fin, acompañamiento y guía para los nuevos escenarios.

En este contexto  la artista escénica, Estela Oriana, resultó electa, con el 94%  de los votos, delegada general de la Asociación Argentina de Actores Delegación Zona Norte. La experiencia de Oriana es reconocida en la región, no solo como docente de artistas, sino por su trayectoria integral arriba de los escenarios y detrás de la escena.

Actriz; formadora en el Polivalente de Arte de San Isidro, recientemente retirada, autora; productora; fotógrafa también. La entrevista se da en el Museo de la Ciudad de San Fernando, donde junto a otras colegas expone en la muestra colectiva “Escrito en la espalda”, con prendas de vestir de mujer intervenidas por las artistas.

“Fue un aprendizaje muy fuerte, muy duro, con muchas lágrimas”

Detrás de Estela, el chaleco de su autoría. La artista escénica no para de aportar desde el arte

¿En qué territorio se desarrolla el trabajo de la AAA regional?
En principio trabajábamos desde Vicente López hasta Tigre (los municipios costeros). Después se fue ampliando hasta Escobar; también algo con San Martín. Es decir, lo que podamos abarcar de la región. Son territorios muy amplios, muy grandes. Había otra delegación en la zona oeste pero cerró antes de la pandemia. Después, dentro de la provincia de Buenos Aires están Mar del Plata y Bahía Blanca. Es un objetivo de la AAA hasta el 2024 llegar con delegaciones a todo el país.

¿Y cómo se da el proceso para llegar a delegada general…?
En la AAA yo siempre fui delegada de Actas y Comunicación; y ahora delegada general. Bueno, es que nos pasaron cosas. Había una cantidad de compañeros, compañeras, trabajando al frente de la delegación. Fallece Miguel (Nocera, el primer delegado regional de la AAA en la zona); luego fallece (el director y hombre de teatro) Jorge López Vidal; también Rubén Bustos.

Tiempos duros...
En un momento quedamos con Liliana Dozo a cargo de todo y absorbimos mucho trabajo. Fue un aprendizaje muy fuerte, muy duro, con muchas lágrimas, muchas lágrimas (enfatiza como lo puede hacer una actriz para darse a entender) hasta que bueno, en esta nueva lista se nos sumó Marcela Heinrich como delegada gremial; y estaba Liliana Dozo, delegada de Administración y Finanzas, una tarea que requiere gran concentración. Y por supuesto hay varios compañeros y compañeras que se suman como Colaboradores, que no pudieron formar parte de la lista, pero son de absoluta confianza.

“Nosotras nos vinculamos con los actores para generar un ida y vuelta”

Oriana el los jardines del Museo de San Fernando

¿La sede de la AAA siempre está en el Teatro de Repertorio del Norte?
Si, desde la hora cero estamos en el TRN; (el director teatral del espacio) Roberto Aguirre siempre nos apoyó desinteresadamente. Hay que recalcarlo. Una siempre por respeto le avisa “vamos a tener tal reunión” y el nunca hizo ningún problema…

¿Cómo es la composición actual del mundillo de actores y espacios teatrales?
El grueso de los actores y actrices pertenecen al teatro independiente. Con lo cual lo que abunda son las cooperativas. Muchos tuvieron que cerrar, como En Breve, de San Fernando. Hay muchísimos colectivos teatrales. Hay muchos artistas de calle; personales. En la AAA no es requisito estar afiliado. La asociación siempre va a estar presente frente a alguna dificultad; pero afiliarse te da un montón de derechos. Nosotras nos vinculamos con los actores para generar un ida y vuelta, y poder estar presentes en su defensa, en su lugar, para hacer valorar el trabajo. Y nos vinculamos con los estados municipales; siempre tratando de insertar en sus programaciones el trabajo de los artistas independientes locales. La ley de los actores nos ayudó mucho…

¿Eso fue a nivel nacional de la AAA?
Si, también el primer convenio colectivo de doblajes; protocolos para el abordaje  la erradicación de la violencia laboral, algo fundamental, con perspectiva de género en el teatro pero también en la TV.  Y a futuro la idea es replantear y mejorar la relación en materia laboral con el Estado, en nuestro caso con los estados municipales…

“Hay municipalidades donde la presencia del artista independiente es del 80% y otras donde es cero”

¿Los municipios básicamente tienen espacios donde los artistas hacen actividades?
Hay municipalidades donde la presencia del artista independiente es del 80% y otras donde es cero. Vicente López, por ejemplo, trabaja muchísimo con artistas que se desempeñan en la CABA, pueden ser independientes, y vivir en Vicente López, pero se los contrata si trabajan en la CABA. Al artista que es oriundo de un municipio y trabaja en su municipio te podría decir que algo Tigre y algo San Fernando, pero en general no se lo contrata. En San Martín tenemos los primeros abordajes. En las plataformas políticas siempre el relato es “vamos a promover a los artistas locales” pero no se da así. Por eso trabajamos con el Consejo Provincial de Teatro Independiente, donde nuestro representante de la región es Octavio Lo Aiacona, la constitución de los Consejos Municipales de Teatro independiente.

¿Y cómo es ese andamiaje que provee la AAA?
A los actores los contrata un municipio, la asociación no es una productora, pero la delegación pone su estructura en representación del actor. Eso es fundamental pues hay muchos artistas que no tienen monotributo, y otros que por ahí por un solo contrato tienen que subir de categoría y pagar mucho más, con lo cual es una complicación. Y para los municipios también es una solución pues hay un montón de artistas a los cuales no los podría contratar.

“Volver a poner en funcionamiento lo que se desarmó durante cuatro años, te llevará ocho o dieciséis”

¿La situación de la mujer, la actriz, en cuanto a género es crítica?
Cuando hay alguien que tiene una dificultad va directo a la comisión de género a nivel nacional. En la zona norte hay problemas como en todos lados. Se sigue trabajando, hay reuniones, está en proyecto armar una comisión regional. Y tenemos a la abogada laboralista, Cynthia Benzión, que es preclara y muy profunda a la vez. Porque cuántos temas hay que una naturaliza y no hay por qué; una mala contestación; una indiferencia, un silencio.

¿Se mejoró la relación con el Consejo Provincial de Teatro Independiente, un organismo muy ausente en la gestión Vidal?Actualmente hay un excelente vínculo. La gestión provincial anterior tenía una mirada muy particular del hecho artístico; con lo cual desarticuló todo lo que se había logrado antes. Y volver a poner en funcionamiento lo que se desarmó durante cuatro años, te llevará ocho o dieciséis; más dos de la pandemia…

¿Cómo funcionaron en los momentos de aislamiento más fuerte?
Nos organizamos de tal manera que, si  o si, estaban todos los artistas en comunicación en forma remota. Nosotros no dejamos de atender y la obra social no dejó de funcionar. Tuvimos casos de artistas que nosotros conocemos que la pasaron muy mal, meses internados por el tema de la COVID, y con una recuperación que les llevó mucho tiempo. Además hubo ayuda alimentaria para los actores.  Muchos agradecían y nos decían “cedé mi parte a quien lo necesite”. Y hubo cualquier cantidad de compañeros que pusieron a disposición sus autos, para hacer el reparto; Invadimos el TRN.  

“Está el tema de los artistas callejeros, sería interesante que se habiliten en toda la región (…)”

¿Cómo trabajaban los actores en el aislamiento?
Hubo mucho trabajo por las plataformas virtuales. Y se generó otra fuente laboral, que antes si bien estaba, no era usual, con lo cual ahora habrá que legislar sobre eso. Muchos municipios trabajaron a full en forma virtual. Vicente López, por ejemplo. Inclusive los municipios pasaban obras que estaban filmadas. Después de a poco empezó a mejorar la situación. Vinieron los aforos, del 50%, del 70%. Y de golpe estalló. No dábamos abasto para atender a todos los artistas contratados por los municipios. Ahora bajó la cantidad de presentaciones virtuales.

Y vendrán nuevas tareas...
Está el tema de los artistas callejeros, sería interesante que se habiliten en toda la región, porque hay municipios que aun no los dejan salvo que sea un espectáculo montado por el municipio; y es una pasión de esos artistas el poder trabajar en una  plaza, una esquina. Bueno, y algo lindo que surgió en la pandemia, es que empezamos a trabajar con todas las delegaciones del país, entonces, eso de compartir las problemáticas, intercambiar, permitió un ida y vuelta inédito.

Gustavo Camps