Consideran que se trata de amedrentamiento político. El ministro de Justicia bonaerense, Julio Alak, junto a su par de Salud Nicolás Kreplak, se reunieron este lunes, en Bahía Blanca, con los fiscales, Juan Pablo Fernández y Julián Martínez; los funcionarios judiciales que investigan un atentado contra la vivienda del director de la Región Sanitaria I. Para Kreplak los atentados son “intentos de resquebrajar el sistema democrático (…)”.

En unos volantes tras el atentado, se cuestiona la vacunación contra la COVID-19; al estilo "antivacuna"

Maximiliano Núñez Farina es el director de la Región Sanitaria I. Para la administración de la salud púbica Buenos Aires está dividida en doce regiones sanitarias que reúnen a varios municipios vecinos entre si. La I es la más extensa territorialmente y la conforman 15 municipios del sur bonaerense.

El sábado último, de madrugada, atentaron con explosivos en la casa de Nuñez Farina, que vive en Bahía Blanca, uno de los municipios de la Región I. No era el primer atentado en esa comuna. En los últimos  meses se recuerda el atentado a una sede del Frente de Todos; y en 2020 otro contra la dirigente Mapuche, Olga Curipan.

En Bahía Blanca, asimismo, se edita el diario La Nueva Provincia, de las familias Julio-Massot, colaboracionista de la última dictadura cívico-militar. El diario históricamente defiende intereses agrícolas y de terratenientes; y tras el golpe de 1955 fue muy ayudado por el dictador Pedro Eugenio Aramburu (1903-1970).

Como dato curioso de nuestra región; en las últimas elecciones de medio término recaló en Tigre Nicolás Massot,  diputado nacional mandato cumplido, y ex jefe de bloque de Juntos por el Cambio. Massot -vecino de Don Torcuato, de la familia dueña del diario de Bahía Blanca-  perdió la interna pero luego logró ingresar como concejal.

La visita Alak Kreplac

La mira: "esclarecer los hechos y obtener la sanción para los autores” además

El ministro de Justicia y Derechos Humanos bonaerense, Julio Alak, y su par de Salud Nicolás Kreplak, estuvieron ayer lunes en Bahía Blanca. Junto a funcionarios del ministerio público fiscal abordaron la investigación de la causa que tiene por víctima a Núñez Farina; y no dejaron de vincularlas a las otras causas similares.

La idea es trabajar en un abordaje integral. Alak y Kreplak se reunieron con el fiscal General, Juan Pablo Fernández y el fiscal General Adjunto Julián Martínez. Ambos fiscales investigan el atentado contra la vivienda del director de la Región Sanitaria I. En la reunión estuvo el propio Nuñez Farina, además.  

Y también estuvieron presentes el subsecretario de Política Criminal provincial, Lisandro Pellegrini; la subsecretaria Técnica Administrativa y Legal de salud, Victoria Anadon; los senadores Marcelo Feliú y Ayelén Durán; el juez de Garantías Guillermo Mércuri; entre otros.

Luego, los ministros junto al intendente de Bahía Blanca (Juntos por el Cambio), Héctor Gay,  en una conferencia de prensa puntualizaron los temas abordados durante la jornada; e hicieron hincapié en “la necesidad de agotar todas las medidas para esclarecer los hechos y obtener la sanción para los autores”, se informó.

"Es un hecho gravísimo lo que ha pasado en Bahía; que forma parte de una serie de hechos ocurridos en 7 meses y medio y cuyo hilo conductor es la violencia y afecta no solo a las víctimas, con quien vinimos a solidarizarnos, sino al sistema institucional. Se están utilizando métodos que en Argentina queremos erradicar", afirmó Alak.

Situaciones de terror

Para Kreplak “estos intentos de resquebrajar el sistema democrático, estas situaciones de terror (…) lamentablemente llevan demasiado tiempo impune”. El ministro de Salud no pasó por alto que se trata de un atentado contra un “espacio de máximo orgullo y de agradecimiento que tenemos, que son las y los trabajadores de la salud”.

Luego consideró que “de ninguna manera, pueden quedar manchados, acusados o pueden sentirse que no tienen ni un acompañamiento de este municipio, ni de este gobierno provincial que va a hacer todo lo necesario para que sepan y sientan que no están solos, que están protegidos” enfatizó el ministro.

El titular de Justicia y Derechos Humanos, además, informó que mantuvo comunicaciones con el ministro de Seguridad de Nación; Aníbal Fernández, con quien acordaron fortalecer la Unidad antiterrorista; y con el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, con quien decidieron crear una Brigada antiexplosiva.

Tras el encuentro con la prensa local, Alak y Kreplak se trasladaron al centro de salud que coordina Núñez Fariña para dialogar con los profesionales de la Región Sanitaria 1 que tienen bajo su coordinación los centros de vacunación contra la covid-19. Cabe consignar que tras el atentado se dejaron volantes “antivacuna”.

Los funcionarios provinciales, asimismo, visitaron la casa cultural “Ruka Kimun Mapuche”, donde mantuvieron una reunión con Olga Curipan; otra de las víctimas de los atentados en Bahía Blanca. Curipan también recibió amenazas de muerte en panfletos arrojados en ese centro, con consignas de lo más estrafalario.

Gustavo Camps