En el marco de las negociaciones con el FMI, por la deuda contraída por la gestión Macri –U$S 44.000 millones que aun no se determina cómo se usaron y qué beneficios habrían aportado al país- el canciller, Santiago Cafiero, viajó a los EEUU. Fue para reunirse con funcionarios de Estado con la mira en la agenda bilateral; y también con grupos de presión e interés y de los llamados  Think Tanks de los EEUU.

En las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional, la visión de los EEUU sobre la deuda exterior contraída por la Argentina y otros países de la región, es clave; sobre todo pues los norteamericanos tienen poder de veto sobre las decisiones que puede tomar el organismo internacional de crédito surgido tras la segunda guerra.

En la actualidad la Argentina negocia con el FMI un valor de U$S 44.000 millones de deuda que contrajo la gestión Macri (2015-2019); y que en el país aun no se sabe para qué se usó o que beneficios habría traído. En este contexto el canciller, Santiago Cafiero, viajó a los EEUU para reunirse con funcionarios y otras entidades relevantes en el tema.

Con los Think Tanks

Cafiero en la embajada de la Argentina en los EEUU

Así, la cancillería anunció que Cafiero mantuvo una reunión de trabajo con representantes de los principales Think Tanks de los EEUU, en el marco de su visita a Washington DC. El encuentro tuvo lugar en la embajada argentina  y se abordaron, según se informó temas de mutuo interés estratégico compartido, entre otros.

Como se sabe los llamados Think Tanks, son instituciones y comités de expertos, de estrategas, en fin, entidades conformadas por gente pensante y representativa de diversos intereses, pero muy concretos, con capacidad intelectual y peso académico y político para incidir e influir en la toma de decisiones de un país.      

Cafiero se reunió con Cynthia Arnson y Benjamin Gedan (Wilson Center); Michael Schifter (Inter American Dialogue); Jason Marczak (Atlantic Council); Steve Liston (Council of the Americas); Daniel Kerner (Eurasia Group); Juan Cruz (CSIS) y Santiago Canton (Inter-American Dialogue).

El canciller Cafiero, se informó, resaltó los principales ejes de la inserción internacional de la Argentina. Destacó la promoción y protección de los derechos humanos; y  ponderó la importancia de la presidencia argentina en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en 2022; y el compromiso en la lucha contra el cambio climático.

La CELAC y la Cumbre de las Américas

Asimismo, el Canciller también destacó la centralidad que tiene para la Argentina el fortalecer la integración regional; una prioridad estratégica para el país. Y al respecto, ponderó la reciente designación de la Argentina para presidir la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

La CELAC, destacaron desde cancillería, es el lugar natural para impulsar iniciativas de cooperación regional. Así como el diálogo plural e inclusivo entre los socios regionales y la vinculación con socios extrarregionales.

Además, con los representantes de los Think Tanks se abordó la próxima Cumbre de las Américas, la cual tendrá lugar este año en los Estados Unidos. Cafiero puso de relieve que como desafíos la Cumbre abordará el sistema democrático y los derechos humanos hacia un futuro que pueda llegar a ser sostenible, resiliente y con equidad.

Finalmente, los representantes de los Think Tanks y el canciller Cafiero coincidieron en señalar la importancia de reforzar las iniciativas multilaterales para enfrentar las consecuencias de la pandemia de COVID 19. En este sentido, el Canciller destacó el compromiso argentino en la donación de vacunas a otros países.

AA